Ni conquista ni encuentro lo sucedido hace 500 años con la llegada de Cortés a México: Duverger

En la polémica sobre si lo que ocurrió hace 500 años con la llegada de Hernán Cortés al país se trató de una conquista o un encuentro, el historiador y antropólogo francés Christian Duverger no se inclina por ninguna de ellas, pues la primera es un término militar y del Viejo Mundo y el segundo, una palabra moderna, que no corresponden a los hechos de ese entonces.

Para el también especialista en civilizaciones mesoamericanas, ese acontecimiento propició que América, como continente, ya no estuviera separada del resto del mundo; es decir, una especie de globalización o mundialización en esa época, aunque reconoce que aún no encuentra una definición o término adecuado de lo sucedido hace cinco siglos.

“No sé cómo lo podríamos llamar. Conquista es una palabra realmente del vocabulario militar y el encuentro no fue militar, (Hernán) Cortés llega sin ejército y sin armas”, explicó Duverger en entrevista con medios de comunicación, durante un receso en las actividades del Congreso “Pensar la Conquista desde Tlaxcala, 500 años” que tiene lugar en el Teatro Xicohténcatl.


El tema de si fue conquista o encuentro de dos culturas lo abordaría el profesor en distintas instituciones de educación superior de México de manera más amplia durante la ponencia magistral sobre Hernán Cortés que dictará por la tarde de este miércoles, como parte de este congreso, pero adelantó algunas de sus conclusiones.

El historiador también especialista en la figura de Hernán Cortés, refirió que la palabra conquista es muy poco utilizada por el ibérico en sus escritos, “la encontré tal vez dos o tres veces o quizás cuatro o cinco”, pero no es un término que corresponda realmente a la situación de la llegada de los españoles hace 500 años.

Además, observó que en esa época en Mesoamérica vivían 25 millones de personas y 18 millones en el Altiplano Central, y “Cortés llega con 500 españoles, con ellos no puede hacer una guerra de conquista, entonces la palabra conquista, en nuestra idea, supone el ejército, pero Cortés no entra con ejércitos, entra con otras ideas”.

Respecto a si se trató de un encuentro, concluye que fue Hernán Cortés quien entró al mundo indígena “y no al revés”, pues para “entrar Cortés tuvo que entender cómo hacerlo, entonces entró, vamos a decir, como un chichimeca en el mundo indígena y logró su aceptación”.

“No sé cuál es cuál sería la palabra adecuada para definir eso, porque nunca se había hecho antes. Conquista es una palabra del Viejo Mundo y encuentro, vamos a decir, es una palabra moderna que no corresponde realmente a la verdad, pues el contacto se estableció (mucho antes) con (Cristóbal) Colón y luego la conexión con el mundo es total”.

En este sentido, observó que este acontecimiento podría llamarse “globalización o mundialización. Es el hecho de que el mundo separado de América terminó y se acabó con la llegada de los españoles y el mundo se globalizó, entonces no sé cómo lo podríamos llamar, pero encuentro no es exactamente lo que ocurrió y conquista es una palabra realmente del vocabulario militar y el encuentro no fue militar, Cortés llega sin ejército y sin armas”.

El Congreso “Pensar la conquista desde Tlaxcala, 500 años” es organizado por impulso del Centro de Estudios de Historia de México de la Fundación Slim y también participan el gobierno del estado, la Embajada de España en México, la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el Museo Nacional de Arte (Munal), la Universidad Iberoamericana (UIA) y el ayuntamiento capitalino. Las actividades concluyen mañana jueves.