Jueves, agosto 18, 2022
- Anuncio -

100 por ciento tlaxcalteca, militante de la izquierda y activista de sus causas, así se define el secretario de Cultura local

Destacadas

Prepara gobierno decreto para multar a negocios que no respeten lineamientos contra Covid–19

El gobierno de Lorena Cuéllar Cisneros dará un enfoque totalmente diferente en la estrategia de atención y contención de...

Toma protesta Lorena Cuéllar a funcionarios del gabinete legal y ampliado

La gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros tomó protesta de ley a los integrantes de su gabinete legal y ampliado de...

Recibo un estado en condiciones desfavorables, reconoce Cuéllar al rendir protesta como gobernadora

“Recibo un estado en condiciones desfavorables por muchas circunstancias, la pandemia nos ha traído como consecuencia afectaciones a la...

Circunstancias biológicas hicieron que naciera en la ciudad de Puebla, pero se asume 100 por ciento tlaxcalteca; otras circunstancias, estas ideológicas, provocaron que creciera en un hogar priista, pero niega esa filiación política y se declara militante de la izquierda, pese a provenir de uno de los apellidos con peso político y económico en el estado y de haberse formado siempre en la educación particular.

Así es Antonio Martínez Velázquez, primer titular de la recién creada Secretaría de Cultura (SC) del estado, y quien, en esta tercera y última entrega, respondió una serie de preguntas relacionadas con su origen, formación educativa e ideológica, así como su trayectoria en el ámbito político y en el servicio público, a efecto de que el lector se dé una idea de quién y de dónde proviene este nuevo funcionario del gobierno de la Cuarta Transformación que encabeza Lorena Cuéllar Cisneros en Tlaxcala.

Hijo de Rocío Velázquez Llorente y Guillermo Martínez Velázquez, el actual secretario de Cultura en el estado es hermano gemelo de Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), cuya ficha biográfica en Wikipedia señala el 27 de enero de 1985 como fecha de nacimiento.

- Anuncio -

Su familia, reconoce, ha sido militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de siempre, pues su madre como su padre colaboraron con gobiernos emanados de ese instituto político tanto en Tlaxcala como en Oaxaca de donde es oriundo el papá.

Sin embargo, Antonio Martínez marca distancia del PRI y del PAN, a pesar de haber formado parte del gobierno de Héctor Ortiz Ortiz, al igual que su tío, el doctor Julián Velázquez Llorente. Su ideología, asienta, es de izquierda y por eso ha participado en iniciativas a favor de la libertad de prensa y de expresión y en movimientos por los derechos de la comunidad LGTB, en este caso “por naturaleza y convicción”.

En su trayectoria política, destaca que está integrado a la agrupación Democracia Liberada, fue fundador de Morena y candidato por este partido a diputado federal en 2015 y propuesto a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. En el servicio público, antes de su función actual, fue vocero de la Secretaría de Cultura federal.

Cargos que, afirma, al igual que su hermano gemelo los consiguieron por méritos propios, no por los antecedentes ni relaciones políticas de sus progenitores y familiares.

- Anuncio -

–Una primera pregunta: ¿Dónde naciste? En el directorio de la revista de la UNAM se anota “Nació en Tlaxcala, en 1985”, pero en tu ensayo sobre el mireynato de Nexos escribes: “creo que no me equivoco si digo que fue en la ciudad de Puebla, sin agraviar a la ciudad que me vio nacer”.  

–Es un tema casi circunstancial, nosotros somos gemelos y mi madre tuvo ya casi al final, casi un parto de alto riesgo, nacimos mucho antes de la fecha esperada y no la pudieron atender acá. Ella nació en Chiautempan, como toda mi familia de aquí, que llegó en el 48 (del siglo pasado) con mis abuelos. Lamentablemente en Tlaxcala no había en ese momento quién pudiera atender a mi mamá. Yo nací de kilo y medio, nos atendió mi tío Julián (Velázquez Llorente), pediatra y prácticamente me salvó la vida, porque como veníamos dos, fue muy complicado el asunto.

¡Claro que me hubiera encantado nacer en Tlaxcala, como mi mamá, como toda mi familia!, pero no estuviera aquí sin la atención que solamente se pudo dar en la ciudad de Puebla, de inmediato nos regresamos a Tlaxcala. Es un tema circunstancial, diría anecdótico, pero yo soy tlaxcalteca, eso sí no hay de otra, no puede ser de otra manera”, afirma.

–En casi todas tus referencias biográficas o semblanzas nunca refieres quiénes son tus padres y a que se dedican.

–Por la familia de mi madre tlaxcalteca, es bastante bien conocida, particularmente por mi tío Julián Velázquez, pediatra, diputado federal, secretario de Salud, extraordinario médico.

Mi mamá también dedicada al mundo de la cultura, fue fundadora del Museo Miguel N. Lira, porque era su padrino.

“Mi papá arquitecto, fue secretario de Obras Públicas con Beatriz Paredes. Estuvo involucrado en el tema de Cacaxtla, de su manejo y primer acercamiento, cuando se decide ya descubrir el sitio arqueológico. Tengo recuerdos en mi casa, fotos que tomó mi papá de Cacaxtla, siempre me llamó la atención el Hombre Águila, las efigies del Templo Rojo con su cola de alacrán mirando a Venus”, recuerda. 

“La familia de mi papá fue de Oaxaca, mi abuelo creo que fue secretario de Gobierno en Oaxaca durante 26 años, tiene larga data en servicio público. Mi papá fue muy amigo de Beatriz Paredes y luego trabajó con Diódoro Carrasco y Gabino Cue en Oaxaca, dedicado al tema de obra civil, Caminos y Pistas de Oaxaca, que es un Organismo Público Descentralizado de Oaxaca”.

Martínez Velázquez revela que su papá y su mamá se conocieron en Tlaxcala, cuando el primero “era delegado de la Saop, lo que ahora es Bienestar, me parece”.

“Por fortuna, la trayectoria que hemos tenido no ha sido gracias a ellos, la verdad, otros hijos de personas que se dedican a la vida pública aprovechan las relaciones de sus padres, nosotros nunca lo hicimos, por eso no es algo que me guste resaltar, porque al rato dicen no saben de quién es hijo, primo, nieto. No importa, uno está aquí por sus propios méritos”. 

En cuanto su formación académica, el secretario de Cultura local ha acudido a escuelas particulares, pues la educación básica y hasta el bachillerato los hizo en el Instituto José María Morelos, “de los padres escolapios”, en Santa Ana Chiautempan. Mientras que la carrera profesional la terminó en la Facultad Libre de Derecho de Tlaxcala, aunque no presentó tesis para titularse, reconoce.

–Finalmente, tu filiación política. La información muestra dos líneas, por un lado, una carrera similar a la de Julián Velázquez que pasa por el PRI, PAN y Morena, y por la otra, una de activista ligado a organizaciones de la sociedad civil. Compártenos una y otra.

–Esa sí es una equivocación. Políticamente desde el año 2012 que activistas, académicos, entre otros, fundamos Democracia Liberada, que es un grupo político al que pertenezco en Ciudad de México, con mucha claridad se dijo que nos afiliamos a las izquierdas partidistas. En ese momento demandamos al PRD por la vía judicial para que nos dejaran afiliar, porque estaban cerradas las afiliaciones.

“Gracias a nuestra demanda, logramos abrir un padrón abierto y la obligatoriedad de la militancia en el PRD. Desde entonces, acompañando el proyecto de Andrés Manuel López Obrador. Digamos eso como filiación política normal, yo trabajé en el gobierno de Héctor Israel Ortiz Ortiz, que tenía filiación panista, pero yo nunca me afilié al PAN, mi hermano en su momento sí, y mucho menos al PRI. Ahí sí la distancia con la carrera política de mi papá es muy clara, que sí era militante el PRI, entró por mi abuelo”, apunta.

“Solo tuve la desgracia de ser vecino, yo crecí en la Lira y Ortega (de la capital tlaxcalteca) y siempre fuimos vecinos del PRI (en esa calle está ubicada la sede del instituto político), acaso es la única relación que he tenido con el partido”.

Refiere que en Democracia Liberada se encuentran integrantes como la presidenta del Inegi, el subgobernador del Banco de México, el secretario de Movilidad de Claudia Sheibaum (jefa de Gobierno de Ciudad de México), y hemos tenido una carrera política cada quien en su ámbito, pero nos reunimos a discutir sobre temas sobre la izquierda en general”.

Quienes formamos el grupo, apunta, también sumando a nuestro asunto de la izquierda partidista, decidimos, en ese momento, ir a fundar Morena. Yo soy candidato en 2015 a diputado federal, la primera camada (morenista) después de su registro y luego, en 2017, como candidato a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México”, comenta.

En esa época, abunda, sí que participé no solo en la conformación del partido, sino también en la conformación de algunas iniciativas, ahí redactamos, por ejemplo, la visión de la Ciudad de México que se pensaba, aprovechando la constitución en el Consejo Nacional Ciudadano de Morena y algunas otras participaciones dentro del partido, desde su fundación”.

Comenta que antes de ser servidor público, previo a 2018, “me permitía hacer activismo con las causas en las que creo hasta la fecha, fui vocero de la organización Artículo 19, por la violencia contra la prensa, que es un tema que seguimos hablando después de tantos años. Desde luego el tema de derechos digitales, el movimiento de LGBT del que además formo parte, por naturaleza y porque creo que no pueden excluir y discriminar a alguien por su orientación sexual. Una cosa no interfería con la otra”.

Lo que sí sucedió, aclara Martínez Velázquez, es que en el momento que ingresa al gobierno federal, como vocero de la Secretaría de Cultura, deja de hacer ese activismo “no porque no crea en las causas, sino porque considero que sí debe haber una separación, uno no puede ser activista y funcionario público”.

“Uno puede ser funcionario público que dentro de su función pueda abonar a algunas causas, pero no puede ser activista, eso sería una hipocresía, eso sí lo dejé, retiré mis columnas de opinión que tenía en algunos medios en los que participaba, porque como funcionario uno no tiene opiniones, es responsable de ciertas cosas y esta historia de que los políticos sacan su opinión supuestamente de forma inocente, no, porque tenemos una responsabilidad con los ciudadanos”.

Entonces, asienta, de eso sí me retiré, no digo que definitivamente, porque en esta vida nada es definitivo. Seguramente cuando deje de ser funcionario público regresaré al lado de los periodistas para exigir el fin de la impunidad en el asesinato de periodistas o regresaré a las causas en las que creo. Ahorita no, ahorita estoy dedicado para los encargos públicos en los que estoy”.

- Anuncio -
- Anuncio -

Más recientes

En el primer año de gobierno de LCC se destinaron más de 224 mdp para acciones educativas

A casi un año de cumplir el primer año de su sexenio, la administración que encabeza la gobernadora Lorena...
- Anuncio -