Lunes, marzo 8, 2021

Con Los zapatos de Catalina, artista reflexiona y evidencia la violencia de género

Recomendamos

Solo enfrentaron proceso penal 2 de cada 5 detenidos por la SSP en los últimos 3 años

Por cada cinco presuntos delincuentes que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvo en los últimos tres años, solo...

Puebla suma 17 sancionados por violencia política de género; tres aspiran a un cargo y otro más lo intentó

“Me llegó un inbox diciendo que tuviera cuidado, porque los frenos de mi camioneta podrían fallar. Luego me llegaron...

Se cerrará el relleno sanitario en siete meses, promete Andrés Caballero, quien reconoce que el estado del lugar “es terrible”

Tehuacán. Luego de cinco días de toma del Relleno Sanitario y tras la firma de acuerdos con la mediación...

Los zapatos de Catalina es un proyecto de escritura de la artista Gabriela Rochín con textos que resultan de entrevistas con mujeres que relatan su historia de violencia machista y la cuentan mediante mensajes directos en Facebook, notas de voz por WhatsApp, llamadas telefónicas, videollamadas, correo electrónico y mensajería instantánea. 

El propósito de este proyecto, el cual se aloja en la sección Comunidad Contigo en la plataforma Contigo en la distancia de la Secretaría de Cultura federal, es visibilizar y acompañar las múltiples violencias de género transversales que han padecido las mujeres.  

Los textos se acompañan por una fotografía que las propias mujeres toman a sus zapatos, los cuales son comprendidos como un símbolo de empatía, libertad, diversidad, anonimato y denuncia. En el proyecto, destaca, nunca se expone un rostro. 

El proyecto Los zapatos de Catalina comenzó el 25 de noviembre del 2019 ―en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer―, recopilando testimonios de mujeres, de diversas edades y nacionalidades, a través de Facebook e Instagram.  

Al respecto, la artista Gabriela Rochín menciona que esta labor fue con el propósito de nombrar y resignificar las experiencias de violencia y con ello generar una nueva dinámica social.  

“Mi intención es poder nombrar las violencias que nos atraviesan como mujeres durante toda nuestra vida, pronunciar para resignificar la experiencia y para reaprender socialmente que hay otra manera de compartir el mundo, generando redes que nos fortalezcan socialmente”.  

 Explica que su proyecto se conforma por crónicas basadas en testimonios de mujeres, los cuales contienen su experiencia de violencia, hablan de los elementos que necesitaron en ese momento, pero no tenían y qué es lo que agradecen en su presente, así como una fotografía de sus zapatos.  

“Los zapatos son un símbolo de anonimato, de denuncia y, en especial, de empatía porque es la invitación a ponerte en los zapatos del otro y sentirlo; al mismo tiempo representa diversidad porque hay tenis, zapatos, huaraches, botas, zapatillas de bailarina”.  

Comenta que este símbolo influyó en la decisión de denominar a su proyecto Los zapatos de Catalina, retomando lo que los zapatos significan para ella y su seudónimo que proviene de un ancestro libanés.  

Para la realización de las crónicas entabló una conversación por redes sociales; escribió el testimonio omitiendo detalles específicos para no comprometer la seguridad de las mujeres y al final envió el texto para ser autorizado por quien comparte su experiencia.  

Precisa que decidió utilizar las redes sociales debido a que le permitieron obtener inmediatez y acceso a la información, “fueron un medio para dejar de callar en lo individual y compartir algo que nos pasaba a todas”.  

Considera que a través de la escritura y la palabra se llega a la reflexión, al cambio y la empatía: “lo que no se nombra no existe, creo que al hablar y escribir sobre las violencias en común podemos resignificar las experiencias, entender que hay otra manera y tener una esperanza”.   

Comparte que uno de los retos a los cuales se ha enfrentado al realizar este proyecto ha sido que las mujeres compartan sus experiencias y el tener que vivir las historias. “Es un proyecto que necesariamente requiere de un ejercicio de valentía y confianza para compartir la experiencia. Para mí es un proceso de dejarme atravesar por la historia, veo esas imágenes muchas veces, las siento y eso me hace más consciente de las señales de alerta y del tener la sensibilidad”.  

La creadora considera que es importante visibilizar estas situaciones a través del arte y la escritura, ya que “cualquier persona puede darse cuenta de la desigualdad de género en el mundo; las letras son actos poderosos para compartir y hacer que ninguna mujer se sienta sola”.  

Para conocer el proyecto se puede consultar https://www.facebook.com/loszapatosdecatalina/ y https://contigoenladistancia.cultura.gob.mx/detalle/los-zapatos-de-catalina 

- Advertisement -
- Anuncio -

Últimas noticias

En Puebla, 74 de cada 100 mujeres están en informalidad laboral: Inegi

Puebla es la tercera entidad en el país con la tasa más alta de mujeres que tiene un trabajo...
- Anuncio -