Jueves, febrero 22, 2024

En la muestra Yo prefiero la selva, artistas dan voz a los animales que dicen no al Tren Maya

Destacamos

En Yo prefiero la selva aparece la urgencia de decir no al denominado Tren Maya que cruzará la selva y los distintos ecosistemas del sureste del país. A través de la gráfica y su naturaleza contestaría y social, seis artistas expondrán su obra para dar voz, de alguna forma, a quienes resultarán dañados si se instala un medio de transporte como este: los animales.


Fernando de Ita, Isabel Tello, Mr. Rocket, Braulio Meléndez, Tania Miroslava y Toxina, son los grabadores que participan en este proyecto gestado por Isis Samaniego, que va en consonancia con el hacer zapatista de defender el territorio que, por siglos, ha sido resguardado por los pueblos indígenas, quienes con su cosmovisión lo han salvaguardado. En Yo prefiero la selva, que abrirá este 8 de junio a las 18 horas en Casa de Sal, espacio ubicado en la 5 Poniente 702, habitarán jaguares, monos, guacamayas y corazones palpitantes de quienes, por falta de voz, no pueden decir no a megaproyectos invasivos como el Tren Maya, “un proyecto neoliberal de muchos años, por fin se va a poner en marcha, pues si las comunidades lo detuvieron será este gobierno, con el aval de la gente, el que lo echará a andar”, consideró Samaniego. Acota que la exposición es la manera de protestar en contra de este proyecto que cruzaría los estados de Yucatán, Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

En su caso, Isabel Tello apunta que, contrario a los seres humanos, los animales no pueden salir a la calle a oponerse, a decir no a la invasión de sus ecosistemas. Por tanto, consideró que, con proyectos de este tipo, como artista asume su responsabilidad de apoyar y visibilizar la problemática, pues es claro “que no podemos quedarnos con brazos cruzados”. “Tratamos de reinterpretarlo con gráfica, con arte. Compartiéndolo y esperando que se sumen y pongan atención en que esto nos afecta a todos”, sostuvo Tello.

La artista agrega que al ser la gráfica una herramienta social y de denuncia, esta exposición es una protesta visual y una forma de visibilizar lo que pasa “para protegernos a nosotros mismos”. Detalla que en su obra aparecen animales con los que ella se ha identificado en lo intuitivo, en el instinto animal, casi como un Tótem, que cada uno posee. Son –agrega– sus maneras de ser y de existir, es ilustrarlas e ilustrar su entorno, como una ofrenda. “Nos están separando de la Tierra, mientras que es eso, lo otro, lo que nos hace sentir más reales. Nos quieren tener controlados para que sigamos su juego, por lo que tenemos que buscar las alternativas y respetar lo que aún nos queda”, reflexiona la grabadora.

Para Fernando de Ita, a su vez, es una forma de criticar lo que el progreso esconde, porque parece ser lo más importante para los gobiernos y los ciudadanos en general, que lo ve como una “solución” a problemas profundos como la desigualdad y la pobreza. Se trata, continúa, de decir que el hombre no es el centro de las cosas y que por tanto no solo tiene que pensar y decidir para sí mismo, sino tomando en cuenta a las demás especies con las que comparte el planeta.

Abunda que en su obra aparecen animales como el jaguar, una especie significativa en la cosmovisión indígena, que actualmente está en peligro de extinción a causa del hombre y su depredación. De Ita distingue además que este asunto no es solo de ecologistas sino de todos, incluidos los artistas, quienes deben abordar la problemática apostando acaso porque se dé un cambio en la forma de pensar del espectador. “Hay un problema y la gráfica debe tener interés, tener un punto crítico que nos lleve a analizar y a pensar para no caer en el mismo juego del gobierno: solo pensar en la riqueza y en la figura del indígena como parte del turismo”, concluye.

Yo prefiero la selva integrará unas 18 obras y permanecerá un mes en Casa de Sal, para luego ser expuesta en otros espacios alternativos de Puebla. En su trayecto, como refirió Samaniego, se espera la suma de otros artistas que también alcen su voz, porque “un artista debe asumir su rol social, debe de tener una ideología”.

Ultimas

Que su obra acompañe en la incertidumbre y en la claridad, pide ganador del Premio Juan Rulfo de Novela

Que los lectores descubran en la historia de Lucas un acompañante en los momentos de mayor incertidumbre, pero también...
- Anuncios -
- Anuncios -