Miércoles, junio 23, 2021

Recomendamos

Voto maniqueo

-

-

- Anuncio -

Las elecciones intermedias que vivimos recientemente nos permiten comprender muchas cosas que detallaré en las siguientes líneas. Empero, quizá la más importante es aquella relacionada con la generalizada carencia político- ideológica que se hizo evidente a lo largo de la campaña electoral, una marcada por una dicotomía en extremo básica (por no decir infantil): el odio o el amor a AMLO y a su movimiento (Morena) y el voto maniqueo que se dio en consecuencia. En efecto, las redes y el guats estuvieron invadidos de mensajes lo mismo burdos que lelos en el mejor de los casos; en el peor, insultantes por su descaro, como aquellos de priistas y panistas hablando de corrupción, de robo, de despojo, de violencia. Descaro que penetra gracias a que la memoria de muchos de nuestros connacionales se ve nublada por el odio a un personaje. Hoy a nadie engañan esos partidos de facinerosos (incluido el Verde, quizá uno de los peores), especialmente a quien lleve años leyendo el diario, escuchando las noticias en la radio y la televisión; a quien se forma a través de programas de opinión serios, tanto locales como nacionales; a quien no se deja llevar por creencias o fanatismos de momento. Por ejemplo, tan espuria e inverosímil la alianza PRIPANPRD (¡insólita hace 30 años!), como la forzada candidatura de los Salgado (sí, ambos) en Guerrero después de aquel juego de vencidas entre el poder central, Morena y el INE, auténtico cochinero. Y si somos simpatizantes de la 4T y de Morena ¿debemos ignorar el desprecio que mostró nuestro Congreso local de mayoría de ese partido hacia los temas de matrimonio igualitario y derecho a decidir? ¿Debía aceptar como simpatizante de MORENA que postularan a la reelección a una candidata como Nay Salvatori en mi distrito? O, por el contrario, como lo publiqué en Facebook días antes de la elección: “¿Si voto por los candidatos de la alianza PRD/PAN/PRI quiere decir que estoy de acuerdo, en contra o quién sabe del derecho a decidir de las mujeres (aborto), el matrimonio igualitario o la eutanasia?”  a lo que un agudo estudiante mío comentó: “bueno, yo digo que es como comerse un tamal de frijoles con mermelada”. En efecto, de ese muégano de oportunismo político quién sabe qué engendro de política pública saldrá ahora que gobiernen en diferentes alcaldías…

Otro de los resultados de este proceso es la posible desaparición de aquellas nuevas y pequeñas fuerzas políticas que surgieron con la esperanza de captar los votos de aquellos que se encontraran indecisos o que estuvieran en desacuerdo con Morena y la espuria alianza de la que he hablado: Fuerza Social por México, Redes Sociales Progresistas (sí, el de Alfredo Adame, que alegremente te mandaba a chingar a tu madre) y el Partido Encuentro Solidario, este último de una especie de ultra derecha mexicana, bien conservador. Igualmente, como publiqué en Facebook también, “El PES es un partido medio gore: primero los comerciales de campaña ultra sangrientos en contra del aborto (y claro, homofóbicos). Ahora, proponen la castración química a pederastas y violadores. ¿Qué sigue?, ¿empalamiento a los paganos?” Afortunadamente para mí -que no sólo soy un apóstata declarado, sino estoy a favor del derecho a decidir, del matrimonio igualitario, de la eutanasia y totalmente a favor de un estado laico- no tuvieron una copiosa votación. Empero, parece que mensajes como el que me llegó vía guats un día antes de la votación sí tuvieron eco en cierto sector del electorado que votó, supongo, por Acción Nacional: “Mexicano Católico: Mañana cuando emitas tu voto y estés dentro de la urna, detente un momento para rezar un Padre Nuestro y un Ave María. Consagra ese lugar, esa casilla, esas urnas y a todas las personas que en ese día se acerquen a votar, para que el Espíritu Santo los Ilumine, abra caminos de paz y bien para nuestro País. Pide que nuestro Señor Jesús derrame una Gota de su Preciosísima Sangre sobre todos los votantes de ese lugar para que México siga siendo hogar de la Virgen María y el enemigo sea expulsado de nuestro País con la Victoria de estas elecciones. Comparte este mensaje para que mañana todos los votantes Católicos Mexicanos estemos en oración desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde que cierran las Casillas. México es la Morada de María y así será por los siglos de los siglos… Amén”. ¿Es pertinente políticamente hablando votar por un partido de marcada raigambre católica? Tal vez, si se cree en un proyecto político, en un programa de gobierno, en un proyecto real de apoyo social. Pero hacerlo para sacar al “enemigo” de los Congresos y del Ejecutivo, ¡vaya!… es decir, pensar que AMLO es la representación en la tierra del “patas de cabra”, para mí, no sólo es maniqueo, no; es una soberana sandez.

- Anuncio -

Pero acaso la representación más evidente de la carencia de solidez y argumentos políticos es la que anda circulando en redes sociales en los memes que presentan a la Ciudad de México dividida entre las alcaldías que quedaron en poder de Morena y su alianza y los que quedaron en manos de la alianza PRIPANPRD. No dudo que a muchos parezca simpática la dicotomía presentada en esos “imaginativos” memes: el territorio dividido entre “comunistas (este)” y “capitalistas” (oeste), separado por el “muro del Pejín”; o entre los que pagan impuestos y los que reciben subsidios; o entre gente con estudios y gente con primaria trunca; o de los que leen y los que no leen; o que en territorio azul hay más teatros y en el rojo menos. Incluso se llegó a afirmar que quien vota por Morena no lee… ¿Y los que votaron por los otros sí lo hacen? Es decir que si votaste por Morena no sólo eres pobre, sino además eres ignorante, iletrado, “racialmente incorrecto”, comunista y “naco”; y si votaste por el PRIPANPRD eres de posición socioeconómica acomodada, lector (jajajaja), de alto nivel de estudios (más jajaja), vas al teatro, eres capitalista y bien “finolesfifídelaslomasmuydelasdeacá” (mucho más jajajajajaja). Por favor, quien lea esto y haya compartido esos memes no se ofenda, simplemente demuestra que vive en un país polarizado, dicotómico, maniqueo, terriblemente racista y, como lo he dicho, políticamente inmaduro. ¿Duele, arde? Bien. Coincido plenamente con lo que ha publicado mi amigo Pablo Fernández en el Feis: “Más que por lxs que de verdad creen en las ideas del catolicismo, que es totalmente válido en el ámbito de lo personal, y por eso votaron por ello, me siento profundamente decepcionado por las feministas, lxs miembrxs de la comunidad LGBTTTIQ y sus ‘amigxs’ o ‘aliadxs’ que votaron por el PAN. (…) Con qué cara marchar por el orgullo, con qué cara defender las pintas e intervenciones feministas… Sólo desde el privilegio que ahora le niegan a sus hermanxs de lucha. Tendremos un presidente municipal que firmó la agenda conservadora del Frente Nacional de la Familia. Van para atrás los pocos logros en derechos humanos que ya teníamos…” O esta otra: “Tendremos un presidente municipal acusado por embaucar al municipio (pero amparado) y no podremos castigarlo. Además, nada de que el agua vuelva a ser pública ¡el AGUA! ‘Lxs poblanxs premiaron a Eduardo Rivera por especista, machista, defraudador, represor y homófobo. Los derechos humanos como primer objetivo no eran ‘lo menos peor’ ni razón para anular”. En efecto, su voto en contra de Claudia Rivera, sea que lo anularan o votaran por la otra alianza, fue, les guste o no, un aval para Eduardo Rivera. ¿Eso buscaban? Pues lo lograron.

El asunto en realidad nos rebasa como electorado pues ya no se trata del voto a favor o en contra de un personaje o de un instituto político. Hoy estoy más que convencido de que necesitamos votar por un nuevo proyecto político donde se cuestione en verdad la pertinencia del sistema económico que nos rige, no sólo hacerlo en el discurso y después avalar obras neoliberales disfrazadas de progreso o respaldar a empresarios corruptos que no pagan impuestos y que se pasan por el arco las disposiciones frente al Covid. Hay que repensarnos como mexicanos, como americanos (de la Latina, que conste) y dejar ya de adoptar modelos y sistemas europeos o gringos. Ningún partido actual tiene las posibilidades, capacidades o siquiera los arrestos de imaginar y de realizar algo diferente. Que ponga como prioridad las agendas de salud, educación, vivienda, cultura, de forma crítica y privilegiando la justicia real y no el apoyo irrestricto a la iniciativa privada. Pero para ello, debe apoyar a la investigación para la construcción de conocimiento y al pensamiento que nos permita desarrollar modelos para nosotros, no para mercados espurios y golondrinos. En otras palabras, un sistema diseñado en verdad por y para nosotros, tomando en cuenta a nuestros vecinos en igualdad de circunstancias y no de manera vertical, en cualquiera de los sentidos. Falta mucho por hacer, mucho que pensar y por construir; empero, lejos estaremos de llegar ahí cuando vemos que el marido de la Fosfo Fosfo gana una elección importantísima -gracias a que su esposa es “influencer”-, que las ideologías desaparecen para ofrecernos alianzas insultantes de momento, o que se fuerzan candidaturas a capricho, como sucedió en Guerrero. Y si usted votó en contra de Morena convencido por memes y mensajes bobos de guats de que son “comunistas”, que AMLO es un dictador y que venezualizarán al país, déjeme le digo que el remedio no está en las urnas, sino en fuertes dosis de lectura y discusión política de nivel, en la casa, en la oficina, en la fiesta… no vaya a ser que en el 2024 nuestra próxima presidencia esté muy Fosfo- Fosfo

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

Anuncia regidora de Deportes aprobación para rehabilitar la Alberca Semiolímpica y una Pista de Tartán

Tehuacán. Antes de que concluya la actual administración se espera concluir la rehabilitación de la Pista de Tartán de la Unidad Deportiva Norte, así...
- Anuncio -