Pláticas entre el SITIAVW y VW se prolongaron; cerca de terminar el lunes, no había acuerdo todavía

Es Imagen

Hasta las 11 de la noche del día de ayer, el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (SITIAVW) y la empresa no habían alcanzado acuerdo salarial.

El secretario de Prensa y Propaganda, Manuel Aburto Hernández, indicó a lo largo del día que las pláticas seguían desarrollándose con representantes de la firma germana en las instalaciones de la secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), en la Ciudad de México.

Sin embargo, el vocero se mantuvo escueto con la información proporcionada a los medios de comunicación, por lo que no reveló en ningún momento si hubo contrapropuestas, cuántas fueron y de qué porcentaje.


Tampoco dio a conocer en qué momento bajaron su pretensión de incremento de 12 puntos porcentuales a los ingresos de sus 7 mil 695 sindicalizados.

Dicho porcentaje, cabe recordar, fue considerado desde un inicio inviable por el director de Comunicación Corporativa de la armadora, Mauricio Kuri Curiel, bajo el argumento de que las condiciones de la empresa no lo permitían por las afectaciones que les ocasionó la pandemia de Covid–.19.

El último estallamiento de huelga en Volkswagen de México ocurrió en el año 2009 y tuvo una duración de cuatro días.

Fue levantada luego de que se pactó un alza de 3 por ciento al salario y la entrega por única ocasión de un bono de 2 mil pesos a los sindicalizados.

En este 2020, el emplazamiento depositado ante las autoridades laborales tiene como fecha de vencimiento el 18 de agosto, a las 11 horas.

El sindicato incluso difundió el pasado viernes un rol de guardias en caso de que tuvieran que colocar las banderas rojinegras en las instalaciones de la planta localizada en Cuautlancingo.

El domingo la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) metió presión al SITIAVW para que desistiera de solicitar un alza de ese porcentaje y responsabilizó a la representación de los trabajadores de lo que ocurra con el estado de Puebla, en términos económicos, en caso de que decidieran irse a la huelga.

En ese mismo sentido, ayer el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco llamó a la “mesura” a ambas partes y reiteró que son tiempos complicados –por la pandemia de Covid–19, para estar pensando en aumento.

En opinión del representante de la iniciativa privada, el sindicato tendría que entender el entorno.

Al mismo tiempo defendió a Volkswagen, al sostener que siempre  está ha estado apoyando a los trabajadores.

“A lo mejor ya vendrán tiempos prontos, mejores, donde podamos ya estar viendo aumentos de sueldos para toda la planta productiva… (Una huelga) sería muy negativo para Puebla”, externó.