Viernes, agosto 19, 2022
- Anuncio -

Vocabulario viejo para jóvenes/ vi

- Anuncio -

Relacionadas

🙂 Emoticones 🙁

 Emoticones, emojis, stickers, avatares y una serie de nuevos términos, casi todos provenientes del inglés, son algunos de los...

Destacadas

Presentan tres ONG internacionales un recurso para apoyar lucha del pueblo maseual

En apoyo a la demanda del pueblo maseual de no ser consultado sobre tres concesiones mineras que ya fueron...

Reitera el pueblo maseual rechazo a la consulta sobre tres concesiones mineras

El pueblo maseual reiteró su rechazo a ser consultado sobre las concesiones “Atexcaco I”, “Atexcaco II” del grupo Ferrominero...

Iniciarán investigaciones contra Mario Marín para frenar su excarcelación: Barbosa

Sobre el caso Lydia Cacho, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que su administración iniciará investigaciones contra el exmandatario...

Dirán algunos de ustedes “Otra vez la burra al trigo”, porque parezco tan terco como una “mosca”, pero sigo en el empeño de ofrecer un vocabulario de voces viejas —muchas veces en desuso— a los “chamacones” y “chamaconas” que se puedan permitir unos pocos minutos para leer otra cosa que no sea lo que aparece en la pantalla de cualquier dispositivo electrónico, empezando por el “dichoso celular”, que se ha convertido en un apéndice de muchos. Ahí les van unas cuantas palabras y expresiones de hace medio siglo.

Cebollazo” o “guayabazo”. En México significa halago o elogio desmedido que se hace de una persona con el propósito de quedar bien con ella.

—Escuchaste en el programa de radio los “cebollazos” que le dedicaron al senador Tiago Trinquetes. Ya ni la amuela el “lorocutor”, seguro quiere que le den un “hueso” como responsable de Comunicación Social de la Cámara.

- Anuncio -

—Yo desconfío y dudo de la sinceridad de aquellas personas que sin motivo alguno te “dan tu suave” con puros “guayabazos”.

Chicle”. “Pegar el ~”. Esta palabra proviene de la lengua náhuatl tzictli y designa a cierta resina que se extrae del árbol del chicozapote cuyos frutos llegan a contenerla en pequeña cantidad. Masticar el “chicle” suele ser socialmente reprobable, porque se asocia con personas de mala crianza. Otra cosa es “pegar el chicle” expresión que alude a la persona que consigue la aceptación de otra con fines de enamoramiento. “A ver si es chicle y pega” es realizar un intento de lograr algo, sin estar seguro. 

—Ya vi los ojotes que le echabas a Carmela y los que ella te devolvía. Se nota que ya pegaste tu “chiclote”.

—Mira, ya hice todos los trámites necesarios, pero tengo un problema con mi comprobante de domicilio. De todas maneras, yo llevé una copia del documento anterior, “a ver si es chicle y pega” y todo queda resuelto.

Pipiolera”. La palabra procede de la lengua náhuatl pipiolin y fray Francisco de Molina en su “Vocabulario en lengua castellana y mexicana” de 1571 dice lo siguiente “pipiolin. aveja monte∫a que haze miel”. El zumbido que producen estas abejas es equiparable al escándalo que realizan unas criaturas en grupo. También se usa “jicotera” que significa lo mismo.

—¡Híjole! se juntó toda la “pipiolera” y era una de carreras por todos lados y un griterío terrible. Lo bueno es que estaban contentos los de la “carpanta”. Por cierto, “carpanta”, con el significado de “grupo de gente alegre y maleante” aparece en el diccionario de la rae de (1933-1936).

—Llegó de visita el tío Manu con una bolsa de golosinas en la mano y aunque advirtió a los “escuincles” que los dulces serían para después de comer, lo único que consiguió fue que se alborotara la “jicotera”.

Tanguarnis”. “alipuz”, “chupito”, “pegue”, “farolazo”, “fogonazo”, etc. Todas estas voces son denominaciones de un trago de licor, aunque en la mayoría de las ocasiones algunos contertulios “se agarran como columpio de changos” y se ponen a “chupar” alegremente como si fuera “manda”, para finalizar con “la del estribo” o “la última y nos vamos”.

—¡Compadrito! Qué le parece si brindamos por los héroes que nos dieron patria y también por la legión celestial. Le invito unos “tanguarnises” allá en la casa y honramos a todo el panteón nacional y a los santitos también. La comadre se aviene, porque es un “pan de Dios”. “Va usté a ver”.

—¡Pa´ luego es tarde! Usted dirá con qué coopero compadre, porque ya sabe que “es bueno el encaje, pero no tan ancho” y yo no soy de aquellos que “se ponen “la de ampayita” (la gorra de umpire).

Chipocludo(a)”. “Fregón”, “el ¡ay nanita!”, “el picudo”, “el mandamás”, “el caca grande”. En este mismo sentido “Tiaxca”, “Tatiaxca” y “Huehuetiaxca”, son denominaciones que corresponden a niveles jerárquicos en las agrupaciones de los barrios de San Pedro Cholula, con propósitos religiosos, festivos o cívicos. En contextos correspondientes a grupos indígenas tradicionales de algunas regiones de nuestro país, se encuentra la figura de los “tatamandones”, consejo de ancianos que toma decisiones respecto a diversos asuntos de la colectividad. También “chipocludo” se refiere a alguien de reconocidas capacidades intelectuales o habilidades prácticas. 

—Aquí el mero “chipocludo” es el “licenciado”. El triste viejo está bien parado con los meros “gallones” y él decide a quien se debe contratar.

—No sabes, pero el doctor Montaner es un verdadero “chipocludo” en asuntos de emblemática. Él hizo el blasón de varios escudos familiares españoles.

Andovas” o “andobas”. Alusión encubierta a una persona que en una conversación no se nombra. Se usa también “molcas”, “muelas de coyote”, “estrellita marinera”, “mis caireles”, o “mis ojos” entre muchas otras.

—Se me hace que aquí, “andobas”, se sacó un premio grande de la lotería, porque de un tiempo a acá anda muy “gastalón”. Ya se compró un “carricoche”, muebles nuevos, arregló su casita y hasta se fue de viaje con toda la familia y el perico.

Titipuchal”. Palabra que denota abundancia de cosas.

—Limpié el cuartito de los trebejos y salió un “titipuchal” de cuadernos usados, periódicos y revistas viejos.

Forro”, “forrazo”. Con esta palabra se designa principalmente a una mujer o a un hombre guapos. Se usa tanto en España como en algunos países latinoamericanos.

—¿Ya conoces a la jefa del departamento de contabilidad? Es un “forrazo” y muy profesional. Cuidadito con que alguien se “salga del huacal”, porque lo corre o hasta el “bote” lo manda.

Jurungunear” o “jurgunear”. Literalmente escarbar o hurgar.

—Ya viste a ese fulano cochino, se ha pasado casi media hora “jurunguneándose” las “chatas” y está tan concentrado en su labor que hasta hace el bizco.

Pajarear”. Atisbar, bobear.

—¿Qué haces que te veo parado en la esquina desde hace buen rato, moviendo tus ojos como caracol?

—Nomás “pajareando”. Es que salí más temprano y todavía no pasa mi esposa por mí.

“¿Parque, liga o ligazo; patada o manazo?” Frase que emplean los niños en el juego de los ligazos que consiste en arrojar pedazos de cáscara de naranja impulsados por las propiedades elásticas de una liga.

—Una “flota” de escuincles de la calle de “arriba” sorprendieron a mis primos y los amenazaron diciéndoles ¿Parque, liga o ligazo; patada o manazo?

Patas de hule” o “Huacal con ruedas”. Designación de un automóvil, cualquiera que sea su estado.

—Como serás de canijo, vi que pasaste “hecho la mocha” en “tu patas de hule” y ni un “lazo me echaste” ¿eh?

Mole de trompa”. Gesto ostensible de disgusto, de enojo.

—Uy, que te cuento. Nomás porque llegué tarde a la casa, mi señora me plantó “mole de trompa” todo el resto de la semana.

Matanga dijo la changa”. Juego infantil que consiste en arrebatar algún objeto que un niño tenga en la mano. Se usa también cuando alguien comete un abuso más o menos abiertamente.

—“Matanga dijo la changa” le quitó el carrito de las manos al gordo y se echó a correr para que no lo alcanzara.

Alacranazo”. Figura aparente de un alacrán que se marca sobre la tierra seca, cuando se arroja violentamente a esta el residuo del pulque contenido en un vaso.

—Don Evaristo apuró el último sorbo de pulque de su “tornillo” y echó el “alacranazo” en el suelo. No me lo vas a creer, pero bien que se marcó la figura de un alacrán.

Pues sin más que decirles en este momento, “me paso a restirar” y hasta la próxima semana me comunicaré con ustedes para alguna otra ocurrencia.

- Anuncio -

Ultimas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...
- Anuncio -
- Anuncio -