Sábado, octubre 16, 2021

¡Viva México k brown´s!

Destacadas

Presenta Eduardo Rivera a María Consuelo Cruz Galindo como propuesta para encabezar la Secretaría de Seguridad y Protección Civil

María del Consuelo Cruz Galindo es la propuesta del edil electo Eduardo Rivera Pérez para ser la titular de...

Un menor de edad es abusado sexualmente a diario en Puebla, según cifras de la FGE

Un menor de edad es abusado sexualmente a diario en el estado de Puebla, según datos de la Fiscalía...

Concejos municipales quedan al frente de Tlahuapan, San José Miahuatlán y Teotlalco

De los 217 municipios de Puebla, en Tlahuapan, San José Miahuatlán y Teotlalco se instalarán este viernes concejos municipales...

No bien inicia el mes de septiembre, llamado también “mes patrio”, cuando algunos mexicanos experimentan la ya tradicional inflamación pectoral atiborrada de sentimientos nacionales. Todo aquello que despreciaron después de la “celebración patria” del año anterior como los rasgos indígenas, la ropa étnica, algunas costumbres populares que calificaron como cosas de “nacos” o de “chairos” se mantiene presente en su cabecita, pero para “afuerita” sacan a relucir “la mexicana alegría” que consiste en vestir algunos trapos disque autóctonos, banderitas mexicanas, “papel” (plástico) picado”, “reguiletes”, cornetas tricolores de cartón, “cuetes”, algunas orlas de polietileno de los colores nacionales y gran cantidad de zarandajas más, en un ambiente musical de canciones vernáculas, sin que falten las “cheves” y los destilados nacionales como el tequila y el mezcal.

Por otro lado, esas mismas personas nunca dejaron de dar “like” a publicaciones de sus miles de amigos en las “redes sociales”, hicieron “spinning” en el “gym” con gente “normal” (GCU=Gente Como Uno) o practicaron el “jogging” mañanero ataviados con sus “pants” o “leggings de marca”, etc. Lea usted lo que un Jaime Martínez le dice a un Juan Pérez:

—Mi Johnny, te voy a mandar el flyer de un trainning que impartirá un couch que te instruye para que puedas presentar un casting de la tele. Porque ya sabes que habrá un nuevo show en el “canal de las estrellas” para el mes de diciembre y necesitan gente cool. ¡Bueno! “Bai brodi”

- Anuncio -

—Of course, my horse! mi Jimmy. Ya sabes que le tiro al rock star para tener muchos followers y poder hacer money. ¡Cuídate! “Bai”

Durante el mes de septiembre lo nice es adornar el coche con una banderita pequeña, pa´que no se vea muy naco. El mero día 15 invitar a algunos cuates a una “Noche Mexicana” en la casa, adornada para la ocasión, para “entrarle” a la comida de “antojitos” y echarse unos shots (“pegues”) de tequila o de mezcal; los anfitriones, organizadores “güegüenches”, piden a sus invitados que vistan con alguna prenda “mexicana” como un sarape, un sombrero una corbarta de cinta, atavío que se extiende a la “chamacada”; mientras que las señoras peinan trenzas, usan una “blusa étnica”, de las estampadas, y se abrigan con algún rebozo o un “quechquemel” de estambre.

Por supuesto que no faltan las bromas alusivas a los atuendos mexicanos.

—Comadre, mírate “nomás” con tus trenzas y tu rebozo ¿en qué esquina tienes tu
bote de tamales?

—¡Qué pasó compadre! Si yo te iba a pedir que me “hicieras” el jardín, solo te faltan los “guaraches”.

El nacionalismo y el patrioterismo tienen mucho de parecido, porque solo son expresiones externas y bulliciosas de la pertenencia a un grupo que se manifiestan teniendo como argumento central una visión idealizada de la identidad de una región o una nación. Son excluyentes, porque no admiten diferencias cuando estas son contrarias a la versión del canon oficial acerca de lo que debe ser la nación y la “nacionalidad”, mismo que proviene del discurso político e ideológico, legitimador de la clase dominante y del gobierno en turno. ¡Puros “jijos” de su matria!

Dejemos de hacerle al cuento, porque nuestra sociedad está llena de mitos que tienen un origen real o ficticio, pero que se repiten incesantemente, se perpetuan y se convierten en “verdades” inamobibles, por ejemplo y no me lo tomen a mal, pero la charrería no es un deporte nacional, ni el atuendo de los practicantes de este arte ecuestre es el traje mexicano por excelencia, de la misma manera que el traje inventado de la “china poblana” no es el de la mujer mexicana, son indumentarias que no corresponden a ningún grupo étnico de México. Sólo se trata de uno de los tantos mitos que se cultivan en nuestro país y que, justo es decirlo, se practican en todos los países del mundo y la cosa se torna alarmante cuando estas imágenes y símbolos reemplazan a la razón y convierten a las personas en seres manipulables, vea usted el caso de los seguidores de Hitler o más recientemente los corifeos de Trump.

Ciertamente la mayor parte de los mexicanos compartimos un conjunto de valores que provienen de nuestra historia común, de la lengua mayoritaria en la que nos entendemos y que ha recibido muchos aportes de otras lenguas con las que se expresan los grupos étnicos originarios; de formas atávicas que, querámoslo o no, nos permiten identificarnos como mexicanos con sus aciertos y desaciertos; que habitamos en territorios que nos son familiares, que muchas manifestaciones culturales como la gastronomía es compartida con la gran mayoría, que pese a las diferencias regionales tenemos muchas cosas en común y es posible comprendernos sin muchos problemas. Pues eso precisamente hay que cultivar, independientemente de las posiciones políticas, las ideologías y creencias que cada quien tiene.

¡Salucita de la buena pa´ todos! y que ¡Viva México kbrown´s!

- Anuncio -

Ultimas

A partir de este lunes, Puebla estará en semáforo verde: Ssa federal

A partir de este lunes 18 y hasta el 31 de octubre, el estado de Puebla estará en color...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -