Ventas del pequeño comercio caen 50%; Canacope pide suspender inspecciones

Foto: Es Imagen/ Daniel Casas

En más de 50 por ciento han caído las ventas de los casi 7 mil negocios afiliados a la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) desde que se confirmó el primer caso de Covid-19 en el estado de Puebla.

Así lo dio a conocer la agrupación por medio de un comunicado de prensa en el que refirió que realizó una encuesta para conocer el futuro de los establecimientos ante la pandemia.

Esta arrojó que el 22 por cierto cerrará temporalmente por 30 días, 46.3 por ciento continuará laborando con solo una parte de su plantilla laboral, 24.4 por ciento permanecerá abierto con todos sus empleados y solo el 7.3 por ciento optará por mudar las labores administrativas a casa.


Asimismo, el 57.1 por ciento de los comercios consultados afirmaron contar con suministros para atender a sus clientes durante 30 días, sin necesidad de adquirir nuevas mercancías para el funcionamiento del negocio.

Otro 49.2 por ciento requerirá de la compra de insumos para continuar con su dinámica de ventas.

Mientras que un 64.3 por ciento de los negocios afiliados a Canacope que participaron en el sondeo, no contarían con las herramientas, infraestructura o por la naturaleza del servicio o producto, no podrían ofrecer sus artículos por la vía digital.

La cámara pidió que ante el desafío que enfrentan las pequeñas y medianas empresas, la autoridades propicien el movimiento de la economía local, suspender inspecciones a comercios por parte de la autoridad municipal, otorgar facilidades para pago de licencias, constancias, multas o recargos, así como asegurar el abastecimiento de materiales básicos para enfrentar esta contingencia.

“A los consumidores, extendemos la invitación para adquirir los insumos básicos de su hogar o negocio en los pequeños comercios, ya que serán los más susceptibles a sufrir las consecuencias una crisis económica”.

La Canacope indicó que en todos los comercios agremiados se han implementado medidas básicas de prevención, como lavado frecuente de manos, evitar contacto directo con personas que padecen enfermedades respiratorias, no saludar de beso, mano o abrazo, limpiar o desinfectar superficies u objetos de uso común, uso de gel antibacterial con base de alcohol al 70 por ciento, así como  cubrir nariz y boca con pañuelos o ángulo interno del brazo al estornudar o toser.