Domingo, abril 11, 2021

Vacunas, Sarampión y Covid-19

Destacadas

Se concluyen en Puebla 8 de cada 10 investigaciones por delitos

El promedio de conclusión de las carpetas de investigación que se inician en Puebla por algún delito, es del...

CEN del PAN investiga denuncias de venta de candidaturas en Puebla

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN investiga las acusaciones que enfrenta la dirigente del partido en Puebla, Genoveva...

Barbosa pide que SG intervenga para resolver conflicto con Bonafont en Juan C. Bonilla

La delegación de la Secretaría de Gobernación federal (SG) debe intervenir en el conflicto que hay con la planta...

Resulta particularmente sorprendente lo que se va generando en conocimientos a medida que pasa el tiempo, en función de los problemas de salud comunitaria, mientras en un vaivén impresionante de información, tanto verdadera como falsa, se van creando ideas con la pandemia producida por el coronavirus SARS-CoV-2, que genera la enfermedad COVID-19 y que tiene literalmente al mundo “de cabeza”.

Mi decisión de hacer la especialidad en epidemiología se basó en una revisión del programa de estudios y la opción de manejar los principales problemas de salud que aquejan a la población, pensando más en una buena medicina general (hubiese elegido ser médico familiar), que en la visión limitada de un especialista que, en el área médica, tuviese como orientación algo específico y no una visión que pudiese abarcar amplias áreas de conocimiento, sin llegar a la profundidad. En resumidas cuentas: Es mejor saber un poco de todo, que saberlo todo, de una sola cosa.

Nunca supe “en lo que me iba a meter” y definitivamente, no me arrepiento. Poco a poco los epidemiólogos nos vamos ganando un lugar en el complejo ámbito de la medicina, pero, sobre todo, veo con satisfacción que actualmente, ya no es tan difícil para la gente pronunciar sin trastabilles la palabra Epidemiología (aunque actualmente existen políticos que son incapaces de expresarla, como si fuese un término de idioma oriental).

- Anuncio -

Un buen número de personas se acercan ahora a mí, buscando una consejería, un apoyo que disminuya sensaciones de ansiedad ante la incertidumbre de esta enfermedad surgida hace más o menos un año (COVID-19), con muchas dudas sobre el futuro incierto y la pesadilla de no regresar a las actividades cotidianas a las que estábamos acostumbrados.

En este momento se encuentra en un punto álgido la visualización de “la vacuna COVID-19”, como si fuese la salvación a un problema de gravedad extrema, haciendo que se desvíe la mirada de otros aprietos sanitarios que, teniendo solución, no son atendidos con la debida celeridad.

Seis y medio millones de niños murieron de enfermedades prevenibles, donde resalta el hambre durante el año 2017 (según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o UNICEF (United Nations International Children’s Emergency Fund), que superan con mucho, los muertos por coronavirus hasta este momento, en un punto paradójico, porque para el SARS-CoV-2 no hay tratamiento, mientras para resolver el problema del hambre a nivel mundial, simplemente hay qué dar de comer. Resulta una vergüenza que en pleno siglo XXI padezcamos de problemas de salud literalmente medievales.

Habrá quienes argumenten que el hambre es utilizada como un arma de destrucción masiva y control poblacional. Otros no imaginarán ni siquiera que existe. Lo cierto es que, en este momento, mucha gente se muere por no comer, mientras hay quienes fallecen de tanto embuchar.

Apenas me encontraba leyendo el Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR), que podría traducir más o menos como el Informe Semanal de Mortalidad y Morbilidad, que es un documento elaborado por el Centro de Control de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), que siempre tiene información de expertos y, sobre todo, de gente particularmente preparada y capaz. Prácticamente por azar llegué a ver un artículo que me dejó impactado. Ahí se plantea que están aumentando las muertes por sarampión en el mundo. En 2019, fallecieron más de 200,000 personas a causa de esta enfermedad, totalmente prevenible por vacunación. Hasta el 2016 se había mostrado un descenso en el número de defunciones; sin embargo, para el año pasado se dio un incremento de alrededor de 50%.

Esto coincidió con el incremento de casos hasta 870,000 en todo el mundo. Más que sorprender, estas cifras reflejan algo literalmente espeluznante: se generó una especie de “paso para atrás” en la eliminación de esta enfermedad. Esto obedece a la resistencia de ciertos grupos de personas que están en contra de la vacunación, que incluyen incluso a médicos que incomprensiblemente creen en teorías conspiratorias y otras patrañas que, al difundirse en internet, generan mucha confusión y sobre todo, dudas.

Con respecto a la difusión de una esperanzadora solución de la COVID-19 por medio de una nueva generación de vacunas, ya comenzó una alarmante divulgación de noticias falsas que van desde la esterilización masiva, la búsqueda oculta de provocar malformaciones congénitas, la inoculación de otros padecimientos que resuelvan la infección por el coronavirus SARS-CoV-2, pero que provoquen otros males y la más ridícula de todas: el control del pensamiento de la gente, combinando la teleinformática, la vacunación general y la invasión de la privacidad, incluyendo manipulaciones genéticas satelitales.

La vacunación universal representa actualmente un verdadero desafío programático en un futuro inmediato, pues lo que sucede con el sarampión, se puede dar también con la COVID-19. Por eso es fundamental establecer estrategias que integren políticas de vacunación actualizadas, garantizar la prestación de servicios de salud a toda la gente, generar un buen nivel de confianza en las instituciones de salud y, sobre todo, atender con la mayor rapidez, los brotes.

De no hacerlo así, tendremos pandemia para mucho tiempo. ¡Más del que podamos imaginar!

 

Comentarios: [email protected]

- Anuncio -

Ultimas

Con 300 impugnaciones, buscan que Morena repita selección de candidatos en Puebla

La designación de candidatos en Morena enfrenta más de 300 impugnaciones tan sólo en Puebla, dio a conocer el...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -