La familia Cerón Salas, morenovallistas incrustados en gobiernos, crearán frente en nuestra contra, señaló la UPVA

Miguel Cerón delegado de la Secretaría de Gobernación del Gobierno del Estado en campaña junto con el panista Antonio Gali Fayad

La Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre denunció que los hermanos Miguel Ángel y Andrés Cerón Salas, el primero Delegado de Gobernación del Distrito 19 y el segundo trabajador de la Unidad de Normatividad del ayuntamiento de Puebla, quienes además se dicen líderes del mercado Zapata, buscan crear un frente opositor a la organización, a fin de restaurar el viejo régimen que imperó durante el sexenio morenovallista de violentar con impunidad a los opositores y fabricar delitos con acusaciones falsas.

Así lo dio a conocer la organización fundada por Rubén Sarabia Sánchez Simitrio, con casi medio siglo de lucha por la defensa del derecho humano al trabajo.

En la última semana, la UPVA informó que han recibido una serie de ataques basados en rumores, intrigas y desacreditación, a través de fake news o noticias falsas, por parte de agrupaciones morenovallistas que de manera “camaleónica”, como la familia Cerón Salas del mercado Zapata, hoy son funcionarios del gobierno estatal y municipal.


Incluso, reveló que los Cerón Salas trabajaron de la mano de los exmandatarios panistas Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, y participaron en la campaña a favor de Martha Érika Alonso, Hidalgo quien estuvo solo 10 días en la gubernatura después de fallecer en un accidente aéreo.

El abogado Tonatiuh Sarabia Amador, hijo de Simitrio y responsable de la defensa jurídica de la UPVA, informó que, cuando iniciaron a regalar alimentos en el mercado Hidalgo, en apoyo a desempleados y afectados por la pandemia de Covid–19, algunos dijeron que era falta y otros que el pollo que se estaba distribuyendo estaba en descomposición.

Sin embargo, dijo que ambas acusaciones fueron desmentidas por los hechos.

Relató que un segundo ataque se dio el pasado martes vía facebook, donde circularon una “noticia falsa” que en los mercados con presencia de la organización había cerca de 20 muertos por Covid–19, basada en información anónima y sin declarante.

Posteriormente, expuso que la tercera agresión ocurrió en el mercado Zapata, donde grupos gobiernistas azuzados por los morenovallistas hermanos Cerón Salas, montaron una provocación contra los comerciantes agremiados a la UPVA, buscando causar una confrontación física.

El abogado aseveró que los hermanos Miguel y Andrés Cerón Salas, convocaron a varios comerciantes del mercado Zapata para engañarlos y asustarlos con que “si los comerciantes no cerraban el mercado, beneficiando solo a su gente, la Guardia Nacional lo haría y que por eso ellos mismos lo tenían que cerrar”.

Acusó que estos “funcionarios” omitieron decirle a la gente que el mismo Poder Ejecutivo, para el cual Miguel Cerón trabaja como delegado, había desmentido unos días antes que no se cerrarían los mercados populares, por contravenir un decreto federal y tratarse de una actividad indispensable.

Al respecto, la Unión Popular de Vendedores Ambulantes comentó que Andrés Cerón Salas, hasta donde saben, trabajaba en el área de Normatividad del ayuntamiento de Puebla, aunque a veces se presenta como trabajador municipal, otras como gestor y otras más como el “líder” del mercado Zapata.

“Los Cerón Salas apoyaron a Gali cuando contendía para la presidencia municipal y trabajaron abiertamente en la campaña de Martha Érika Alonso, basta buscar en los registros periodísticos, y ahora que Barbosa es gobernador se vuelven ‘morenistas’ y ‘probarbosistas’”, reveló.

Dichas imágenes, afirmó, exhibe que en Puebla todavía hay residuos de la extrema derecha fascista, ahora golpista y separatista que fueron morenovallistas y que hoy están incrustados en el gobierno, desde donde los tacan y provocan, para que no se olvide el viejo método de fabricar delitos con acusaciones falsas.

Al final, la Unión de Vendedores Ambulantes exigió a los gobiernos estatal y municipal frenen los actos de provocación y agresión montados por estos grupos gobiernistas que solo buscan su beneficio particular y el control total del mercado Zapata.