Aclara la UPVA que no se ha definido un proyecto integral para ocupar el lugar del Mercado Unión

La Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre” aclaró que continúan las mesas de trabajo con el Ayuntamiento de Puebla, que preside la morenista Claudia Rivera Vivanco, y que hasta el momento no se ha definido el proyecto integral que se construirá en lugar del Mercado Unión.

Lo anterior, luego que el secretario de Infraestructura Municipal, Israel Román Romano, afirmó que será en los próximos días del mes de diciembre cuando se inicie con la demolición de la vieja estructura del centro de abastos para dar cabida a un nuevo inmueble que incluirá una base policíaca del Sector 4.

Incluso, el funcionario local sostuvo que en el Mercado Unión se instalará una guardería, un centro de atención múltiple y un cuartel de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, antes Seguridad Pública y Tránsito Municipal.


De acuerdo con la información que ha dado a conocer el gobierno de Claudia Rivera Vivanco, la inversión estimada es de 81 millones de pesos y, como parte del proyecto, también se iniciará un proceso de regulación de los locales del mercado.

En entrevista, el abogado Tonatiuh Sarabia Amador, integrante de la UPVA, precisó que apenas se reunieron este lunes con la presidenta municipal, tras señalar que las negociaciones se están realizando de manera directa con la titular del Ejecutivo y no con los secretarios ni con regidores.

“En conjunto se está trabajando en un proyecto que satisfaga las necesidades de la zona norte de la ciudad, con una visión de seguridad en el que se priorice la inclusión y no la imposición”, enfatizó.

El hijo de Rubén Sarabia Sánchez, Simitrio, asesor principal y fundador de la organización, precisó que se han realizado varias mesas de trabajo pero no van a revelar las propuestas que se están considerando hasta que se llegue a un acuerdo.

Además, Tonatiuh Sarabia aclaró que la instalación de una base policíaca no garantizará que se inhiban los delitos, cuando se busca es regenerar el tejido social.

Admitió que la postura del ayuntamiento de Puebla es muy distinta a la de administraciones anteriores, que permitieron que el Mercado Unión se convirtiera en un “hoyo negro” de inseguridad, con venta de productos de dudosa procedencia.

El declarante externó su sorpresa del anuncio de la demolición del mercado por parte del secretario de Infraestructura y del regidor Roberto Elí Esponda, quien habría sido el impulsor la instalación de la base policíaca, cuando aún no hay acuerdos entre los comerciantes y la autoridad.

En ese sentido, el abogado estimó que sí existen “avances buenos” en las mesas de trabajo con el ayuntamiento, en donde se está priorizando recomponer el tejido social de la zona norte de la capital, una de las más olvidadas de Puebla.

Dijo que la organización de comerciantes es el más indicado en que inicien las obras lo antes posible; sin embargo, comentó que primero tendrá que ponerse de acuerdo para impulsar un proyecto en conjunto.

Tonatiuh Sarabia expuso que a la UPVA y el Mercado Hidalgo “les pegó” por muchos años la inseguridad que se daba entorno al Unión, y aunque admitió que el espacio les correspondería por ser una demanda añeja de la organización, afirmó que no son una agrupación clientelar.

“Priorizamos el bien común que también incluya a los colonos de la zona norte, para que se trabaje por una seguridad pública preventiva y no reactiva”, explicó.

Por último, se pronunció por proyectos que cubran las necesidades de los comerciantes y consumidores para evitar ejemplos como la construcción del Mercado de Mariscos, que terminó en un “elefante blanco”.