Sábado, julio 13, 2024

Unesco registra obra musical del siglo XVI resguardada en Biblioteca Lafragua

Destacamos

El libro Obras de Música para tecla, arpa y vihuela de Antonio de Cabezón, un impreso español del siglo XVI que resguarda en la Biblioteca Histórica José María Lafragua de la UAP, uno de los 12 que se conservan en el mundo y el único en México y en Latinoamérica, fue registrado ante el Comité Mexicano de Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). 

El impreso madrileño de 1578 de Francisco Sánchez, detalló el equipo de la biblioteca universitaria, recibió este nuevo certificado de registro, con lo que reconoce a esta obra considerada por la musicología histórica como una de las más relevantes del Renacimiento español, siendo Antonio de Cabezón fue el más célebre organista de Felipe II.  

“Este registro es un claro compromiso del Comité Mexicano por la preservación de la memoria y riqueza documental en nuestro país. Compromiso que la Biblioteca Histórica José María Lafragua comparte”, se señala. 

El volumen se presenta como un compendio de partituras muy valioso para conocer la música que se interpretaba en los órganos durante el Renacimiento. Tanto padre como hijo se dieron a la tarea de recopilar y, en algunos casos adaptar tanto motetes como misas y chansons (la mayoría piezas polifónicas) de autores renombrados de su época como Josquin des Prés, Thomas Crécquillon, Jean Richafort, Philippe Verdelot, Jacobus Clemens non Papa y otros.  

Según algunos expertos, las Obras de música para tecla, arpa y vihuela fueron editadas para poder difundir tanto estas piezas musicales como las propias de Cabezón entre los instrumentistas, y el incluir tanto el arpa como la vihuela se hizo siguiendo una estrategia comercial para vender mejor los ejemplares.  

Se incluyó al inicio de la obra una explicación (posiblemente hecha por Hernando) de la cifra, o manera en que estaba escrita la música a lo largo de las páginas. 

Antonio de Cabezón nació en 1510 y murió en 1566. Casi ciego de nacimiento fue organista de la Capilla Real del emperador Carlos V y del rey Felipe II, con quienes viajó por Europa, donde amplió sus conocimientos musicales y enriqueció con ello su repertorio, principalmente en obras para teclado. 

12 años después de su muerte, su hijo Hernando de Cabezón, también músico de cámara y capilla del rey Felipe II, se dio a la tarea de publicar sus obras, mismas que fueron editadas en Madrid en 1570. 

Obras de música para tecla, arpa y vihuela de Antonio de Cabezón es una joya musical y un documento relevante tanto para la historia de la música en España y sus colonias como para conocer la importancia de la imprenta como factor de promoción y difusión de la cultura, las ciencias y las artes en el siglo XVI.  

Destaca que, en 2009, la UAP editó un facsímil de la obra de Cabezón. Cuenta con un prólogo de Antonio Ezquerro Esteban, entonces jefe del Departamento de Musicología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Barcelona, España; así como un estudio del musicólogo Gustavo Mauleón Rodríguez, quien junto con Miguel Limón González tuvo a su cargo la edición. 

En su texto, Gustavo Mauleón hace un seguimiento de los primeros libros de música impresos en España, da cuenta de la forma en que los ejemplares de la obra de Cabezón llegaron a la Nueva España, y la forma en que entre los fondos eclesiásticos que se concentraron en la Biblioteca del Colegio del Estado –hoy Biblioteca Lafragua– llegó este ejemplar.  

La obra, que es considerada un documento invaluable para conocer la historia del arte musical es valiosa, además, por el trabajo de restauración realizado por especialistas de la UAP, en el documento original. 

Unesco registra obra musical del siglo XVI resguardada en Biblioteca Lafragua

Ultimas

Pericos y el Águila definen la serie este domingo

Los Pericos de Puebla y El Águila de Veracruz se repartieron la doble cartelera, el primer encuentro fue para...
- Anuncios -
- Anuncios -