Una y millones de Kim

Kim Ji-young, haciendo cuentas, tiene 33 años y un corazón así de grande. Nació, lo dice el título de la ficción que le da vida, por ahí de principio de los ochenta.

Es, en tanto personaje central de la novela de Cho Nam-joo (Seúl, 1978), Kim Ji-young, nacida en 1982, traducción de Joo Hasun, una y muchas mujeres: la representación de las jóvenes en las sociedades del mundo actual, medianamente normalizado, que se empeñan en saldar las inequidades propias de su condición de género.

Así de sencilla es la trama de Kim Ji-young…, un relato de la entrañable cotidianidad de su personaje, narrado en tercera persona, y con la única intención de enumerar los hechos fundamentales que llevaron a esta mujer a ciertos comportamientos anormales.


En la novela, caso raro en verdad, una novela escrita por una coreana que viene traduciéndose a varios idiomas y leyéndose profusamente en buena parte del mundo, el lector acompaña a su protagonista por los senderos de las diferenciadas violencias en su contra.

Desde los dilemas de su primera menstruación, “un secreto que solo podían compartir con su madre o sus hermanas…, un secreto fastidioso, doloroso y algo vergonzante”, hasta su llegada a una consulta psiquiátrica para atendérsele “depresión y ansiedad”.

Al tiempo que la novela nos cuenta la vida de Kim, se nos revelan también los pasos mediante los cuales un sistema económico planetario se apodera de las vidas de los integrantes de las sociedades nacionales. Marginación, desempleo, desigualdad… que desembocarán en repetidas “renuncias de sueños”.

Quien piense que la realidad de Kim, una mujer asentada en la Corea del Sur actual, será algo lejano y exótico estará en un error. Ninguna mujer como Kim tan cercana a las de otras regiones de este mundo globalizado, y desde ese país de Asia donde la tasa de contratación de las mujeres es del 29.6 por ciento (2005).

Por esos mismos tiempos, leemos en la novela, Kim “entregó su currículum en cuarenta y tres compañías y todas la rechazaron”. Como segunda opción “acudió como candidata a las convocatorias de empleo de dieciocho empresas pequeñas pero consolidadas. Tampoco tuvo éxito”.

Obstáculos que irán haciéndose más grandes en el futuro de Kim, añadidos a los desplazamientos de género, quien pronto se enterará de “que sus compañeros cobraban más que las mujeres ya desde que empezaban a trabajar”.

Brecha salarial

“Corea del Sur —revela la novela— es la nación con la mayor brecha salarial entre hombres y mujeres dentro de la OCDE. Según las estadísticas de 2014, si el salario medio de los hombres fuera de 1.000 dólares, el de las mujeres de los estados miembros de esa organización internacional sería de 844, y de apenas 635 en el caso de las surcoreanas”.

¿Qué pasará con Kim? Mundo laboral, maternidad, amor…, siempre en el contexto de un fuerte sistema de familia patriarcal. “En conclusión, el mundo no había cambiado tanto”.

“¿Sería que las leyes y los marcos institucionales regulaban los valores de las personas? ¿O serían los valores que guiaban las leyes y las instituciones?”.

Esta es la vida de Kim, personaje de novela coreana que trasciende fronteras y abre esperanzas para los millones de mujeres de entre quienes cobra veracidad literaria, y quien “merece tener mejores oportunidades y opciones de vida más diversas”, advierte la autora Cho Nam-joo.

***

Cho Nam-joo, Kim Ji-young, nacida en 1982, Alfaguara, México, 2019, 157 pp.

@mauflos