Un preescolar y una farmacia fueron atracados; un guardia resultó herido

El preescolar 20 de Noviembre, ubicado en San Baltazar Campeche, junta auxiliar del municipio de Puebla, fue saqueado durante la madrugada de ayer.

Un grupo de delincuentes ingresó a la institución que se encuentra localizada en la calle Vicente Guerrero esquina con 20 de Noviembre, forzó las puertas de los salones y logró sacar computadoras, proyectores y dinero.

Fueron padres de familia y docentes quienes la mañana de ayer, al iniciar las actividades cotidianas, descubrieron lo que había ocurrido.


Poco antes de las 9 de la mañana, la secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) tuvo conocimiento del atraco, por lo que policías municipales se trasladaron hasta esa escuela.

Ahí tuvieron conocimiento que en las primeras horas del jueves se registró el atraco y que los delincuentes lograron entrar por la puerta principal.

Los uniformados orientaron a los directivos para que acudieran a la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) a interponer una denuncia.

Debido a lo ocurrido, las clases en el plantel fueron suspendidas, por lo que los padres de familia que acudieron a dejar a sus hijos tuvieron que regresarse.

Por otra parte, en la colonia Aquiles Serdán se registró un atraco a una Farmacia Guadalajara, ubicada en la Prolongación Reforma y 47 norte.

Vecinos de la zona, taxistas y comerciantes intervinieron y lograron detener a uno de los delincuentes a la altura de la 2 poniente.

El sujeto fue entregado a policías municipales, mientras que su cómplice logró huir abordando una unidad del transporte público.

En tanto que también ayer por la tarde resultó herido un guardia de seguridad privada durante un intento de atraco a una casa de empeño ubicada al sur de la ciudad de Puebla.

Se trata de First Cash, localizada en la 11 Sur, entre 137 y 139 Poniente, a la altura de San Bernabé Temoxtitla, donde sujetos que pretendían llevarse parte del dinero del día, golpearon al vigilante.

Policías del municipio de Puebla llegaron al negocio donde los empleados les informaron que el delito ya no se consumó debido a que fue activada de la alarma, lo que ahuyentó a los maleantes.

Los delincuentes huyeron del lugar tomando la avenida 11 Sur, a bordo de un vehículo color blanco, del cual se desconoce la marca.