La UAP solicita que la revise la Auditoría Superior de la Federación

El rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Alfonso Esparza Ortiz, declinó tener un encuentro con el titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), José Francisco Romero Serrano y dio a conocer que desde el 17 de diciembre la Máxima Casa de Estudios solicitó a la Auditoría Superior de la Federación que atraiga la revisión que pretendió realizar el órgano fiscalizador local el pasado 5 de diciembre.

En una rueda de medios, el subcontralor José Ubaldo Ramírez, dio lectura al oficio que el titular de la Administración Central envió a las 9:38 horas de hoy, rechazando su invitación a dialogar, pues sería convalidar un acto -la malograda auditoría- viciado de origen.

“Entregar la información que indebida e ilegalmente solicita, incluso acudir a una ‘invitación’ que me hace en ‘uso de las facultades que le conceden las disposiciones legales’ resultaría en una convalidación de un acto que es inconstitucional y que atenta contra la autonomía de esta casa de estudios y por ende al derecho a la educación superior de todos los alumnos”, dice el rector al auditor en el documento.


View Fullscreen

Acompañado de los consejeros universitarios y directores de las Facultades de Contaduría, Derecho y Cultura Física, el subcontralor de la UAP, reiteró, a pregunta expresa, que la institución está integrando un expediente con antecedentes y precedentes, por si se decide recurrir al amparo.

En todo momento, los directivos dejaron claro que la Universidad no se niega a someterse a auditorías, pero hicieron una explicación detallada de las irregularidades cometidas por la ASE en el intento del 5 de diciembre: no enviar un citatorio, no acreditar debidamente a su personal y pretender auditar recursos federales que, por ley, solo corresponde auscultar a la ASE.

José Francisco Tenorio Martínez, director de la Facultad de Contaduría, manifestó que las declaraciones del auditor general y diputados en el sentido de que el proceso frustrado el 5 de diciembre puede reponerse, es un reconocimiento tácito de que la auditoría se hizo mal desde el principio.

Agregó que la presidente de la Comisión Inspectora del Congreso del estado, Olga Lucía Romero Garci Crespo, ni siquiera se acercó al organismo homólogo de la UAP para conocer su posición y aportaciones, lo cual demuestra que el proceso del 5 de diciembre es unilateral.

En respuesta al oficio de la ASE, fechado el 10 de enero pasado, el rector Alfonso Esparza reiteró la posición del Consejo Universitario: “La UAP no se opone a ningún proceso relacionado con la rendición de cuentas, siempre se ha encontrado abierta a cualquier procedimiento de revisión y permanentemente ha sido auditada en todos sus recursos por las instancias correspondientes”; sin embargo, es la primera vez que se violan los derechos de la universidad plasmados en la Constitución Política del país y en otros ordenamientos legales, ya que la ASE carece de facultades para fiscalizar recursos federales.