Con tubería PVC médico del IMSS en Puebla crea cápsula para atender a pacientes con Covid–19

Armado con tubería PVC, bolsas de plástico y aros de madera para bordar, una médico del Hospital General de Zona número 20, mejor conocido como La Margarita, creó una especie de cámara o cápsula para aislar a los pacientes respiratorios contagiados por coronavirus en Puebla que están siendo detectados o atendidos en este nosocomio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Esto ocurre en plena emergencia sanitaria nacional decretada la noche de este domingo por el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

En la ciudad de Puebla, trabajadores de dicho hospital entregaron fotografías y un audio a esta reportera donde la médico Cinthia Jiménez que creó esta cápsula explica que con este estructura se pondrán frenar contagios a los trabajadores del sector salud, ante la grave y creciente interrupción del suministro de equipos de protección personal.


“Hemos estado trabajando a todo vapor para tratar de idear un sistema que nos proteja a todos, les voy a enviar fotos y video de la cápsula, la cual permite que nadie se contamine, ni el personal de enfermería, médicos ni de higiene o limpieza”, afirmó.

La galeno explicó que desde que llega el paciente respiratorio se pone el dispositivo y a través de esta estructura creada con bolsas de plástico se proveerá oxígeno, medicamentos y nebulizaciones.

“Quiero que lo vean porque voy rumbo a la Delegación para que se lo presente a los jefes, y si me lo aprueban entonces poder dárselos para que todo paciente respiratorio tenga uno de esto y nadie se contamine”, se escucha en el audio.

La doctora también dio un mensaje de aliento a sus compañeros del hospital de La Margarita, a quienes dijo querer y reconocer su compromiso en estos tiempos difíciles.

“Lo estoy haciendo de todo corazón para que todos nosotros estemos protegidos; créanme que lo hago por nuestro instituto, por nuestro Puebla, y por nuestro México”, enfatizó.

Los trabajadores del IMSS La Margarita expusieron que la atención sanitaria depende del equipo de protección personal para protegerse a sí mismos y a sus pacientes, afín evitar infectarse o infectar a otras personas.

Sin embargo, reconocieron que el aumento en la demanda de estos productos y las compras de pánico, así como el acaparamiento y el uso indebido de estos materiales está poniendo en peligro vidas ante el nuevo coronavirus y otras enfermedades infecciosas.

Por esta razón, personal del Seguro Social efectuó protestas y paros labores en diferentes unidades médicas del estado para reclamar la falta de gel antibacterial, jabón, cloro, guantes, mascarillas médicas, respiradores, gafas de seguridad, pantallas faciales y batas en sus centros de trabajo.

Ante la presión de las manifestaciones en todo el país, la semana pasada el líder nacional el sindicato del IMSS, el doctor Arturo Olivares, y el director general del Seguro Social, Zoé Robledo, firmaron un acuerdo para la inmediata distribución de materiales e insumos en todas las clínicas y hospitales del país.

No obstante, en Puebla la Delegación del IMSS emitió la convocatoria de licitación pública número AA–050GYR006–E114–2020, denominado “Contingencia Covid–19 2020” para la compra de material de curación, equipo e instrumental y accesorios médicos, y será hasta dentro de dos semanas –el periodo de mayor contagio del virus– cuando se dé a conocer el fallo y el nombre de la empresa ganadora.

En una segunda licitación, la delegación busca la compra de cuatro medicamentos, destacándose el caso de la Cloroquina, la cual ha sido autorizada en países como Francia para atender casos de contagio por coronavirus, a pesar que tiene efectos secundarios que por automedicación causaron una muerte en los Estados Unidos de Norteamérica.

La escasez de material e insumos señalaron hace que profesionales médicos, de enfermería y otros trabajadores de primera línea estén peligrosamente mal equipados para atender a los pacientes de Covid–19.