Treintena de restaurantes siguen sin abrir, dejaron sin empleo a 800 personas: Aprepsac

Hasta 30 establecimientos afiliados a la Asociación Poblana de Restaurantes y Prestadores de Servicio A C (Aprepsac) permanecen cerrados debido a la pandemia de Covid-19 y podría ser de forma definitiva. En tanto que la recuperación del sector en Puebla podría tardar hasta cinco años.

Así lo dieron a conocer Arturo Delgado Ramírez y Felipe Mendoza Torres, presidente y director de la agrupación, respectivamente; abundaron que al bajar sus cortinas dejaron sin empleo a 800 personas.

Entre los negocios que siguen sin operar se encuentran sucursales de Veracruz es Bello, La Choza del Pescador, Chimichurri, Sanborns y Mi Ciudad.


Otros más fueron vendidos o esperan inversionistas y algunos podrían reabrir con la ayuda de créditos que promueve la secretaría de Economía de Puebla.

El director comentó que al parecer estos nuevos apalancamientos serán más flexibles que los que se ofrecieron en conjunto con Nafin, ya que incluso quienes se encuentren en buró de crédito podrían ser sujetos del préstamo que va de 25 mil a 150 mil pesos.

“Ya están cerrados, esperemos que se traspasen, se vendan y puedan seguir funcionando. A medida que van abriendo locales se va distribuyendo la clientela, esto va caminando muy lentamente”, dijo Mendoza Torres.

Sobre las expectativas de recuperación económica, Arturo Delgado Ramírez indicó que no será suficiente con que repunten con los festejos de Navidad y de fin de año.

“Nosotros calculamos que esto va a llevar más del mes de diciembre, mucho más, estamos calculando que serían de dos a tres, hasta cinco años”.

Tan solo el 15 de septiembre los agremiados registraron aforo de apenas 15 por ciento y cerraron de manera anticipada, pese a que tenían permiso de hacerlo hasta la 1 de madrugada del 16.

Ambos llamaron a los ciudadanos acudir a los restaurantes con la seguridad de la seguridad e higiene necesaria para evitar contagios de coronavirus.

Felipe Mendoza añadió que por ahora la autoridad ya no puede hacer más por el sector, puesto que ya autorizó extender el horario de lunes a sábado y abrir los domingos.

Comentó que otros temas, como ampliar el aforo a 50 por ciento, no depende del gobierno sino del color de semáforo Covid que haya en el estado y que a su vez varía en función del número de contagios.