Tras seis meses de desempleo, comerciantes informales de Texmelucan protestan para exigir su derecho al trabajo

Una veintena de organizaciones a la Organización Latinoamericana de Comerciantes (Olcom) y sectores de la población de San Martín Texmelucan anunció que este lunes reiniciaron a trabajar en las calles, después de seis meses de desempleo por la pandemia Covid-19, en medio de protestas hasta que las autoridades permitan ocupar sus espacios laborales en el centro de la ciudad.

La información se dio a conocer luego de la realización de un operativo a primera hora en la que el Ayuntamiento de Texmelucan evitó la instalación del comercio informal, con la ayuda de granaderos.

Debido a esta situación, cerca de 200 vendedores se manifestaron por las calles de este municipio para exigir al gobierno local que les permita regresar a laborar.


En rueda de prensa, encabezada por el líder del Círculo de Organizaciones Populares (COP), Juan Garzón Contreras, y Jorge Méndez, coordinador del Movimiento Poblano de la Cuarta Transformación, externaron su preocupación por los desatinos de la alcalde Norma Layón que ponen en peligro la paz social del municipio.

Lo anterior, enfatizaron al aumento permanente de la violencia y la inseguridad.

Ahí estuvieron representantes de las organizaciones 19 de Septiembre, Unión y Fuerza del Carril de San Miguel, el Colegio de Abogados, el Colegio de Arquitectos y la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram).

Por esta razón, las organizaciones sociales también pidieron la intervención del gobierno del estado para que se inicie una auditoría al gobierno de Layón para transparentar el uso del recurso público.

Los declarantes desconocieron el presunto acuerdo que habrían pactado 30 organizaciones de comerciantes del tianguis de San Martín y Norma Layón para la reubicación de los vendedores.

En su intervención, Juan Garzón Contreras, fundador y dirigente principal del COP, destacó que este lunes más organizaciones de comerciantes informales se han adherido a la agrupación que encabeza para defender el derecho humano al trabajo.

Dijo que lo que buscan es regresar a sus áreas de trabajo de donde fueron retirados hace seis meses, por la emergencia sanitaria.

Al respecto, el dirigente reclamó que la salida de sus puestos de venta se dio sin un plan ni programa social y económico en apoyo al comercio informal en el municipio de Texmelucan.

Como la mayoría de las agrupaciones, Garzón Contreras rechazó el acuerdo entre un grupo de comerciantes y la alcalde Norma Layón para reubicar a varias organizaciones a la calle Hidalgo.

Expuso que su inconformidad de trabajar en la citada vialidad se debe a que este punto de la ciudad se ha convertido en un “foco de infección” debido a que no existen protocolos que garanticen la salud de los comerciantes y consumidores de la zona.

Incluso, señaló que recientemente falleció una de las líderes comerciales por coronavirus.

Juan Garzón dijo que están abiertos al diálogo con el ayuntamiento de Texmelucan, únicamente con la intervención del gobierno del estado.

En ese sentido, advirtió que la resistencia de los comerciantes apenas comienza y no pararán hasta que regresen a sus lugares de trabajo.

Por otro lado, dio su respaldo a los comerciantes del Mercado Domingo Arenas, quienes exigen a Norma Layón que exhiba la escritura del inmueble, debido a que supuestamente la presidenta buscaría imponer un proyecto para beneficiar a su familia.

Enfatizó que la escritura que ha presentado Layón es falsa, a fin de avalar sin ninguna regulación la construcción de un segundo piso en dicho mercado.