Tras el levantón de dos personas, habitantes de Tlanalapan bloquearon ayer la autopista México–Puebla

Más de 200 habitantes de San Rafael Tlanalapan, junta auxiliar de San Martín Texmelucan, bloquearon ayer por la noche la autopista México–Puebla, a la altura del kilómetro 85 y en ambos sentidos, como una manera de protestar por la inseguridad en la que viven.

La molestia de los pobladores comenzó durante la tarde, luego de que dos personas que radican en esa comunidad y que se dedican al comercio, a las que se les conoce como los “Chaneles”, fueron “levantadas” por aproximadamente cinco sujetos fuertemente armados que viajaban a bordo de una camioneta Windstar blanca y, presumiblemente, un Tsuru gris.

Los delincuentes huyeron con rumbo a la comunidad de El Verde, por lo que policías de Texmelucan se movilizaron para tratar de localizarlos, aunque no se reportó la detención de alguno de los captores.


A través de grupos de whatsapp algunas personas molestas con lo acontecido comenzaron a convocar al pueblo para bloquear la carretera y conseguir la atención de las autoridades para mejorar la seguridad.

“Vecinos, ahorita nos vamos a jalar a la pista, vamos a cerrarla porque la verdad si no es ahorita no hacemos nada y esto va en contra de la delincuencia que estamos viviendo, está canijo esto. Entonces, para presionar al gobierno y a la policía porque al final de cuentas ellos saben cómo está la cosa. Jálense por favor, todos los vecinos que puedan apoyarnos”, fue uno de los mensajes que estuvo circulando.

A través de la misma red social se informó que las personas que fueron secuestradas ya habían sido liberadas en el curso de la tarde, toda vez que los delincuentes solo buscaban despojarlas de su mercancía, aunque no se especificó de qué tipo.

Sin embargo, hasta el cierre de la presente edición esto no había sido confirmado por las autoridades.

En tanto que los habitantes de Tlanalapan, indignados con lo ocurrido encendieron llantas en la autopista, impidiendo la circulación cuando menos una hora, y exigieron al gobierno municipal de Norma Layón reforzar la seguridad en la junta auxiliar.

El pasado 24 de octubre, en el camino que conduce a San Rafael Tlanalapan,, fue encotrado muerto un hombre que presentaba impactos de bala.

Campesinos de dicha junta auxiliar que acudieron a realizar sus actividades cotidianas en terrenos de cultivo, fueron quienes encontraron el cadáver y reportaron el hecho a las autoridades.

Policías y paramédicos se trasladaron hasta el lugar indicado por los agricultores, quienes confirmaron la existencia de un cuerpo sin vida abandonado entre las hierbas.

Se trata de un hombre que vestía chamarra negra, pantalón de mezclilla azul y zapatos cafés.