Sofocan la toma clandestina en el municipio de Acajete después de dos días de incendio controlado

Tras dos días de trabajos empleados de Petróleos Mexicanos (Pemex) y fuerzas de seguridad federales y estatales lograron sofocar la toma clandestina registrada en San Jerónimo Ocotitlán, en el municipio de Acajete.  

Luego de que el pasado lunes se realizó un fuego controlado en la toma el siniestro finalmente se apagó con lo que las 11 personas desalojadas podrán regresar a sus domicilios.

El lunes por la tarde se informó sobre la decisión de provocar un incendio controlado para mitigar la fuga, mismo que fue visible a kilómetros a la redonda.


En el lugar participaron Bomberos, personal de la paraestatal y de Protección Civil estatal para controlar la fuga y hacer el sellado.

En imágenes que hicieron públicas las autoridades se observa que en el sellado colocado al ducto hay por lo menos otras dos que podrían ser de fugas pasadas.

Un total de 11 personas fueron desalojadas el pasado lunes 3 de agosto, luego de que se registró una fuga de gas LP en terrenos de cultivo en el municipio de Acajete.

Vecinos de la zona observaron que de repente empezó a brotar el combustible proveniente del ducto agrietado.

Personal de Protección Civil estatal y municipal  procedió al desalojo de 11 personas que se trasladaron con sus familiares y la Guardia Nacional aplicó un cerco de seguridad en un radio de 500 metros.

Al lugar llegó personal de Pemex, sector Tlaxcala, para atender la fuga, instancia que procedió a hacer un incendio controlado para sofocar la salida del combustible, por lo que se recomendó evitar la zona.

El 19 de mayo pasado se registró una fuerte toma clandestina en el municipio de Amozoc, misma que provocó el desalojo de mil personas.

Ese día se reportó que todos los vecinos de la colonia San Jacinto, ubicado en el municipio de Amozoc, sabían de la toma clandestina de Gas LP, pero nadie denunció por temor a represalias.