Autoridades federales, municipales y comunitarias de Puebla dan el primer paso en Juntos por la paz

Con la apuesta de poner marcha en Puebla la estrategia nacional de prevención de adicciones Juntos por la paz, autoridades federales, municipales y comunitarias de la capital y los municipios de Atlixco, San Diego La Mesa y Tochimilco acordaron sumarse a este programa federal que busca atender las adicciones como un problema de salud pública.

De inicio, y tras un par de horas de acuerdo, intercambio y discusión, se acordó que en próximas fechas en Puebla capital, en San Diego La Mesa y en Tochimilco se reunirán alrededor de 30 alcaldes, presidentes auxiliares, vecinos, académicos y directivos de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) para delinear y adoptar este programa nacional.

Reunidos tras la jornada universitaria “La UAP Contigo”, que encabezó el rector Alfonso Esparza Ortiz en Tochimilco, en la reunión Evalinda Barrón, coordinadora técnica de la estrategia nacional de prevención, presentó las directrices de este programa impulsado por la Comisión Nacional en contra de las Adicciones, las secretarías de Salud, Bienestar y Cultura, el Instituto Mexicano de la Juventud, y el área de Comunicación Social y vocería de la presidencia del país.


En el acto se dieron cita presidentes auxiliares, regidores, jóvenes y académicos universitarios de Medicina, Estomatología, Ingeniería, Artes y otras áreas de la UAP, a la par de representantes de secretarías y subsecretarías federales, estatales y municipales como Marcela Ibarra, secretaria de Bienestar del municipio de Puebla, y Alejandra Meza, representante en la entidad de la subsecretaría de Educación Superior de la SEP federal. En conjunto, participaron en esta reunión que, entre otras cosas, llamó a crear clubes de la paz, considerados espacios seguros y de bienestar que crecen a partir de las propias necesidades de cada comunidad.

En un mensaje virtual, Jesús Ramírez Cuevas, coordinador general de Comunicación Social del gobierno federal, aplaudió el papel de la UAP y la participación de los brigadistas universitarios que visitaron Tochimilco para ofrecer sus servicios y compartir sus saberes. “En el esfuerzo que hace el pueblo mexicano por financiar a la universidad y la educación pública, de esta manera los estudiantes participan y dan al pueblo algo de lo que reciben”.

Explicó que la estrategia Juntos por la paz representa un proceso de unión institucional para utilizar todas las capacidades del estado e ir al rescate de los niños y los jóvenes, así como recuperar el espacio público y la armonía en las comunidades. Asimismo, el vocero de la presidencia apuntó que es necesario erradicar la violencia de las comunidades, pero de manera “pacífica y amorosa”, ya que ello es más valioso que intentar abatirla por la fuerza. Se trata, indicó el funcionario federal, de tender puentes entre las diferentes fuerzas sociales y rescatar la capacidad que tienen las comunidades para trabajar juntas y cambiar la situación actual.

Ramírez Cuevas enfatizó que la estrategia nacional atiende la salud pública, mental, física y emocional porque son asuntos que llevan a tener una mejor vida y desarrollo social. Por tanto, quien es uno de los entusiastas de la estrategia, dijo que la invitación es hacer deporte, insertarse en la cultura y ocupar los espacios públicos, en donde el Estado se hará presente con el programa a través de las comunidades.

En el acto, en el que también estuvieron presentes miembros en Puebla del programa Sembrando vida de la Secretaría de Bienestar federal, el titular del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder), Aurelio Fernández Fuentes, destacó que la iniciativa había sido presentada como propuesta de la subsecretaría de Educación Superior de la SEP para que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior participe en esta tarea. “En la UAP estamos sumándonos intensamente; es quizá el primer acto en todas las universidades que pase de una acción de contribución a la salud, a la constitución de algunas organizaciones que permitan dar solución (al problema)”. Resaltó, además, la participación del rector Alfonso Esparza quien “se ha clavado” en el asunto y puso lo que la UAP tiene para convocar a la reunión, una labor que también acogió el presidente municipal de Tochimilco, Aurelio Tapia Dávila.

Con la pregunta de cuántos se sumarían y cuándo podría ser la próxima reunión para aterrizar y poner en marcha la estrategia nacional de prevención de adicciones Juntos por la paz, Fernández Fuentes destacó que este es un problema te atención urgente, porque es bien sabido que en comunidades como San Francisco Huilango, Santa Cruz Cuautomatitla y San Antonio Alpanocan, de Tochimilco, y San Isidro Huilotepec, junta auxiliar de Atlixco, e incluso la propia ciudad de Puebla, existen problemas de adicciones entre niños de apenas nueve años a quienes facilitan algún tipo de droga que los envuelve y los convierte en pequeños vendedores.