En Tepeyahualco acusan a la Policía de estar coludida con huachicoleros

Hartos de la inseguridad y violencia que asola a Tepeyahualco de Hidalgo, los pobladores obligaron al alcalde, Francisco Palacios Lorenzo, a disolver a la Policía Municipal, pues aseguran que esa corporación está coludida con bandas de huachicoleros.

El edil confirmó que los 12 elementos que integran la fuerza pública comunal se encontraban en calidad de “congelados” (sic) ayer y admitió que el enojo de a gente es fundamentado pues su localidad es parte del corredor de entrada del llamado “triángulo rojo”, la zona más violenta del tráfico de hidrocarburos en el país.

Los inconformes se reunieron la noche del pasado domingo en la plaza principal de Tepeyahualco y luego de tocar las campanas para congregar a más población, decidieron tomar las instalaciones de la Policía Municipal.


La gente se quejó de los constantes asaltos carreteros y a mano armada en comercios y casas. Dijeron que la mayoría se dedica a la comercialización de calzado y por eso los huachicoleros los despojan de sus camionetas con batea, las cuales utilizan para transportar el combustible hurtado.

Denunciaron que los efectivos de la Policía Municipal no son oriundos de Tepeyahualco de Hidalgo y estarían coludidos con los huachicoleros, por lo que demandaron que sean sustituidos por personas nacidas en esa localidad.

El presidente municipal Francisco Palacios Lorenzo fue entrevistado en el noticiario radiofónico Buenos Días y ahí aseguró que la Comandancia de la Policía Municipal no estaba tomada, pero que la docena de policías estaban “congelados” (sic), es decir, suspendidos.

El 27 de junio de 2016, Palacios Lorenzo, denunció que recibió amenazas de muerte en contra de su persona y su familia por parte de huachicoleros que operan en el llamado “triángulo rojo”, quienes también mantienen intimidado al comandante municipal si no les deja libre tránsito en la zona.