Tehuacán debe tener su propia alerta sísmica, sugiere investigadora de la UAP

Este municipio debe contar con su propia alerta sísmica debido a las diferentes fallas geológicas que se tienen en la región cuya actividad no es registrada por el Sistema de Alerta Sísmica de México (Sarmex), debido a que se basa en registros del Pacifico expuso Yahil Yire Flores Rodríguez, investigadora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

Destacó que la actividad sísmica en la región se intensificó a partir de los sismos de 2017, por lo que ese es un indicativo de que se requiere mantener un monitoreo de los movimientos telúricos de la zona, ya que hay un perímetro amplio en el que se tiene ese comportamiento.

Como muestra de lo anterior, mencionó que tan solo en lo que va de este mes se han presentado nueve sismos con epicentro en Tehuacán, Atlixco, Chiautla de Tapia y Acatlán de Osorio, por ese motivo también sugirió que esos municipios deben coordinarse para crear su sistema de alerta sísmica, consideró la investigadora, argumentando que en las inmediaciones de estos tres municipios existen fallas geológicas que conectan a los territorios, de modo que los sismos afectan todo ese perímetro de forma directa.


Otra área a monitorear debe ser la de Caltepec porque tiene una serie de fracturas que igualmente se comunican con Tehuacán, aseveró. Para la investigadora hasta el momento existe el riego de sismos de moderada intensidad, ya que el incremento de movimientos telúricos en la región es un indicativo de que se tiene una constante liberación de energía, lo que resulta positivo.

Según sus análisis, de todos esos sismos recientes el que registró mayor profundidad tuvo su epicentro en Tehuacán, ocurrió el pasado primero de enero y en esta ocasión si lo tiene registrado con esos datos el Servicio Sismológico Nacional.

La propuesta de Flores Rodríguez es que se realicen mediciones geográficas para saber si hay modificaciones en el subsuelo, para lo cual sugiere que se coloquen testigos para llevar el registro de coordenadas en las fallas detectadas que permitan tener datos precisos de las modificaciones que se presenten.

De igual modo sugirió que se retome el sistema de aleta sísmica local aplicada hace algunos años en más de 70 escuelas, proyecto que lamentó se haya dejado en el olvido por gobiernos pasados. Confío en que su investigación se tome en cuenta para que los ciudadanos tengan el beneficio de una alerta sísmica local.