Tan solo en una semana se perdieron 400 empleos de la industria automotriz: CTM

Durante el jueves y viernes de la semana pasada 400 personas si quedaron sin empleo, laboraban en la industria automotriz y de alimentos, confirmó el secretario general de la Federación de Trabajadores de Puebla (FTP-CTM), Leobardo Soto Martínez.

El dirigente indicó que a pesar de la reactivación económica, los recortes de personal en prácticamente todos los sectores, esenciales o no, se siguen llevando a cabo.

Según las estimaciones del dirigente, los puestos de trabajo que se han perdido en el estado de Puebla superan a los 100 mil, de los cuales 60 mil eran formales y el resto informales.


“¿Qué quiere decir eso? Que tenemos gente en la calle, en sus casas, sin ningún sustento para sus hogares y sin un salario… en lugar de recuperar, (el desempleo) va creciendo. La semana pasado fueron 400 bajas, es alarmante”.

Consideró que sindicatos, trabajadores, empresarios y la sociedad civil todavía no han dimensionado las secuelas de la pandemia de Covid-19 en todas las ramas productivas.

Ayer la secretaría de Economía, Olivia Salomón Vibaldo, dio a conocer que tan solo en septiembre pasado se perdieron mil 882 empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El secretario de la FTP-CTM reiteró que la gente está saliendo a las calles a pedir alimentos porque no tiene con qué comprarlos.

En ese sentido, informó que la próxima semana se reunirá con el líder nacional de la Confederación de Trabajadores de México, Carlos Aceves del Olmo, para definir cuál será la próxima región a la que acudan a entregar apoyos alimentarios, como parte de la Cruzada Nacional Cetemista,

Por otra parte, Leobardo Soto comentó que se logró detener la creciente ola de contagios en la zona de Rafael Lara Grajales.

Expuso que los casos de infectados con SARS-CoV-2 aumentaron cuando retomó actividades la industria automotriz.

Cabe recordar que la planta de Audi de México, en San José Chiapa, regresó el 22 de junio pasado, en el momento en que se registraba uno de los picos más altos de la pandemia.

“Lo cierto fue que cuando se declaró empresas esenciales,  en la zona la mayoría son de alimentos, no tuvimos contagio y mandamos a grupos vulnerables a sus casas. Cuando la rama automotriz es declarada esencial… no se cuidó el trabajador y cuando regresa, se dio el brote”.

El cetemista comentó que se logró una contención después de realizar pláticas con las fábricas y con la supervisión de las mismas por parte de la secretaría del Trabajo.