Sábado, abril 10, 2021

Recomendamos

Tamaulipas: noticias que no son noticias

-

-

- Anuncio -

«La emigración desde los países pobres

 a los países ricos está abocada a acelerarse.

- Anuncio -

[…]

personas que buscan refugiarse de

la brutalidad de las guerras y

- Anuncio -

 los despotismos, o del salvajismo de una

existencia hambrienta y sin futuro».

 Zygmunt Bauman

 

En los últimos meses, con letras grandes y en las principales columnas de los diarios del país, se ha sostenido que han incrementado las denominadas «remesas», aquellos ingresos que recibe nuestra nación con el dinero que envían los migrantes mexicanos que buscan mejores horizontes en otros países. Lo cual pareciera absurdo, pues está sucediendo lo contrario a lo que la teoría, la academia, los grandes autores y estudiosos del tema sostienen: el Estado es creado precisamente para proteger a sus nacionales. Sin embargo, muchas veces son las propias instancias gubernamentales las que informan con bombos y platillos el incremento de las remesas, sin dimensionar lo que esto representa en sentido negativo para los países que las reciben.

Por ejemplo, este tipo de ingresos representa la subsistencia de los países más pobres, como es el caso de las naciones de Centroamérica. Razón por la que, lastimosamente, también se ha dicho que la economía de México se ha «centroamericanizado», pues la apreciación es que se ha vuelto dependiente de esas remesas sin medir las consecuencias de ello.

Resulta que la dependencia de las remesas se trata de un horizonte gris, pues lo que se observa es la preocupación de que el país no produce las riquezas suficientes para su subsistencia; pero lo más grave es la inseguridad, las desapariciones, los secuestros y muertes, que provocan, precisamente, la migración. Para muestra de ello, está, nuevamente, el estado de Tamaulipas, que, pese a ser una entidad petrolera, de tener una vegetación increíble, grandes posibilidades en el desarrollo agrícola y ganadero, en los últimos años, ha sufrido de una serie de delitos, cuya dimensión ha sido perdida por la población en general, como es lo que sucedió este mes de enero de 2021, cuando salió en los medios de comunicación el hallazgo de cuerpos calcinados de migrantes guatemaltecos, que no pudieron seguir subsistiendo y, además, perdieron la vida. Un ejemplo de que las políticas económicas de nuestros países, como es el caso de Guatemala y México, se encuentran sumamente equivocadas.

Es contundente que, en tanto no se modifiquen las políticas económicas de nuestros países, ningún cambio representativo para la mejor convivencia de la población podrá ser desarrollado. Y esto es de lo que —según parece— se está convenciendo las instancias gubernamentales: no modificar las regulaciones económicas ni fiscales; pues las cosas siguen igual, si no es que peor que en ocasiones anteriores. Lo que sucederá con esta masacre de guatemaltecos en Tamaulipas es que su procedimiento judicial quedará dormido y los encargados solamente se olvidarán de ello, como ha sucedido en otros casos similares, tales como, en su momento, el de San Fernando, también en Tamaulipas; pues, con el paso de mucho tiempo, apenas se dará alguna conclusión sin transcendencia. En tanto, la respuesta al respecto de esta nueva masacre es que se conformarán más sistemas de vigilancia, se implementarán más mecanismos policiales o, bien, se reformarán leyes penales para hacerlas más drásticas; pero, al final de todo ese peregrinar, no sucederá nada trascendental para la nación. Seguiremos vitoreando las remesas y lamentándonos de más masacres, como la que, desafortunadamente, se presentó en esta ocasión. (web: parmenasradio.org).

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

00:30:15

Visita AMLO Puebla para conmemorar el aniversario luctuoso de Zapata en Ayoxuxtla

A una semana de haber iniciado las campañas electorales, el presidente Andrés Manuel López Obrador salió de gira este sábado por el estado de...
- Anuncio -