Suspende labores Congreso de Puebla con un rezago de 918 proyectos legislativos

Foto: Es Imagen/Daniel Casas

Para contener la propagación del Covid-19, el Congreso de Puebla suspendió labores hasta nuevo aviso dejando 610 iniciativas y 308 puntos de acuerdo en espera de ser dictaminados, dando un total de 918 proyectos rezagados.  

En tanto, los partidos Morena, Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) tienen paralizados sus procesos internos de renovación sin fecha para retomarlos. En el caso de los dos primeros, las contiendas se encuentran encaminadas a la selección de dirigentes estatales, mientras la última a reformar los estatutos del albiazul. 

La Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso, que integran los coordinadores parlamentarios, acordaron la suspensión de labores luego de que el viernes pasado se llevó a cabo la sanitización de las dos instalaciones que posee en el Centro Histórico de Puebla.


“Los plazos y términos relativos a las funciones inherentes al Poder Legislativo y las que se originen por requerimientos de orden jurisdiccional, laboral y de índole administrativo de cualquier autoridad y orden de gobierno, quedan suspendidas hasta nuevo aviso”, determinó la junta. 

Se alarga resolución del caso Tehuacán 

Entre los asuntos que quedaron pendientes de resolver se encuentra la solicitud de revocación de mandato que pesa sobre el alcalde Felipe Patjane Martínez y la petición de desaparecer el ayuntamiento de Tehuacán para instalar un Concejo Municipal, a cargo de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

De acuerdo con el histórico de iniciativas, que se puede consultar en el sitio web del Congreso, de un total de 809 presentadas, los diputados ya aprobaron 195 y declararon sin materia cuatro, quedando pendientes 610.

En tanto, el Poder Legislativo reporta 308 puntos de acuerdo en espera de ser dictaminados en comisiones, 125 aprobados y 22 declarados sin materia 

En casos urgentes, se instalarán guardias 

Para atender los casos de excepción y de urgencia, los líderes legislativos instruyeron la implementación de guardias con el personal estrictamente necesario, bajo la coordinación de cada uno de los titulares de los órganos técnico-administrativo.

El acuerdo establece que las guardias no se designarán a mujeres embarazadas o en lactancia, personal mayor de 50 años que presente alguna enfermedad crónica degenerativa ni a trabajadores con sistema inmune comprometido por alguna discapacidad.

El acuerdo signado por los miembros de la Junta de Gobierno obedece a las recomendaciones oficiales emitidas por el sector salud federal y estatal, así como a la declaratoria de emergencia del coronavirus  por parte de la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de contener la propagación y evolución de este virus.

El Congreso tomó acciones desde el pasado 17 de marzo con la decisión de suspender los eventos masivos, las sesiones de la Comisión Permanente y todo acto en el que implicará la concentración de más de cincuenta personas.