Agremiado al Suntuap obtuvo una suspensión provisional para evitar ser desalojados de los terrenos de Vaquerías

Un agremiado al Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap) logró una suspensión provisional, que impide que las familias asentadas en el predio Vaquerías sean desalojadas, confirmó el secretario general, Guillermo López Mayo.

Cabe recordar que por una deuda contraída por un ex dirigente de dicha agrupación sindical con José Luis Espinoza Vega, el juez tercero de lo civil, Hugo Isaac Arzola Muñoz, le entregó el citado terreno, que tiene un valor catastral de 158 millones de pesos, a pesar de que el pasivo no rebasa los 1.7 millones de pesos.

Hasta este viernes el Suntuap conocerá la duración de esa suspensión y el monto de la garantía de la misma.


“Eso significa que por lo pronto no van a poder desalojar a los compañeros y la propiedad pasa a manos del Suntuap”, explicó en entrevista.

El sindicalizado promovente es el único que cuenta con documentación que lo reconoce como dueño del terreno que habita, precisó López Mayo.

Por otra parte, el Colegio de Abogados por el Verdadero Estado de Derecho y el Suntuap se unieron ayer para exigir la remoción del presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), Mario Arturo Daza Buendía.

Los dirigentes de las agrupaciones, Jorge Sosa Pérez y Guillermo López Mayo, respectivamente, propusieron en conferencia de prensa que el nuevo titular del órgano sea Marcos Edgar Lucero Osorio o Gabriel López Najera, los dos abogados laboralistas.

Ambos recordaron que Daza Buendía ya fue presidente de la JLCA hace más de 20 años, por lo que sostienen que su actuar es al estilo del PRI, con criterios políticos.

Jorge Sosa expuso que el actual dirigente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje erró en no ampliar hasta el 16 de octubre los términos procesales y solo establecer ese plazo para las nuevas demandas.

Añadió que el colegio que representa entregará un escrito al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, para solicitar formalmente la destitución del presidente de la JLCA.

En tanto de Guillermo López Mayo reiteró que por culpa de Buendía, por no otorgar la toma de nota al Suntuap, este no puede defender la posesión del predio Vaquerías, donde viven más de 150 familias de sindicalizados.