Durante una protesta, la SSC detiene a 16 trabajadores del ayuntamiento de Puebla por destrozos a patrulla y oficinas

FOTO. Es Imagen / Daniel Casas

Por presunto destrozo a una patrulla y romper vidrios en las oficinas de la Junta de Reclutamiento, que se encuadra en el delito de daños en agravio del ayuntamiento de Puebla, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvo a 16 trabajadores, nueve hombres y siete mujeres, durante las manifestaciones de este lunes. 

Entre los detenidos se encuentra Elizabeth Pérez Franco y el ex supervisor de mercados Antonio Ramírez, sindicalizados que exigen su reinstalación por despido injustificado, ambos vinculados al ex dirigente Israel Pacheco Velázquez.

Los hechos ocurrieron por la mañana cuando al menos 50 policías municipales arribaron a las oficinas ubicadas en la calle 4 Poniente número 148, que pertenecen a la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom) y que son ocupadas por el líder del sindicato del organismo de limpia, Salvador Pérez Xilotl, para detener a un grupo de sindicalizados.


Los despedidos exigen su reinstalación y elecciones democráticas para la renovación de la dirigencia gremial del Organismo Operador del Servicio de Limpia.

En entrevista, José Tlachi, coordinador de seguridad, informó que los uniformados fueron recibidos a golpes por los manifestantes, sin que hubiera el reporte de algún lesionado.

Tal declaración llamó la atención debido a que la mayoría de los trabajadores que se inconformaron eran mujeres del servicio de limpia y de edad avanzada.

El conato de violencia generó crisis nerviosa en cinco trabajadores de la Junta de Reclutamiento, quienes fueron atendidos por personal Departamento de Atención a Víctimas y del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA).

Al final, el estado de salud de dichas personas se reportó como estable.

José Tlachi confirmó que los ahora detenidos fueron puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público, quien definirá su situación legal.

A las 8 horas, la movilización inició frente al Palacio Municipal y después se trasladó a las oficinas de la Segom, donde la protesta se prolongó por más de cuatro horas.

Testigos de los hechos relataron que alrededor de las 10 de la mañana un grupo de manifestantes ingresó por la fuerza las oficinas del ayuntamiento de Puebla, rompiendo los cristales de las ventanas y los vidrios retrovisores a una patrulla de tránsito municipal.

Por esta razón, el personal decidió solicitar auxilio al número telefónico de emergencias 911.

A mentadas de madre y golpes, los trabajadores del servicio de limpia recibieron a los agentes policíacos, a quienes acusaron de represión y agresiones.

Tras la detención de las 16 personas, las oficinas sindicales quedaron en resguardo de los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Los manifestantes se dirigieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) para interponer una denuncia en contra del gobierno de Rivera Vivanco, a quien calificaron de represora y de negarse a cumplir con sus compromisos pactados el año pasado para la reinstalación de 27 trabajadores despedidos de manera injustificada.

En comunicado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que la Dirección de Emergencias y Respuesta Inmediata (DERI) atendió un reporte anónimo que alertó sobre la presencia de personas con actitud agresiva sobre la calle 4 Poniente.

La parte oficial dijo que los policías municipales se aproximaron brevemente al lugar para brindar el apoyo.

A su llegada, la dependencia relató que los elementos se entrevistaron con empleados de la Junta Municipal de Reclutamiento, quienes señalaron a un grupo de hombres y mujeres como responsables de quebrar los vidrios de ventanas y realizar destrozos a un vehículo oficial.

Por lo tanto, la SSC argumentó que en estricto apego al Protocolo de Actuación Nacional – primer respondiente y a petición de parte-, las Fuerzas Municipales procedieron a la detención de nueve mujeres y siete hombres por su probable participación en hechos con apariencia de delito de daños en propiedad ajena en agravio del ayuntamiento.