Soy político, pero no donde tenga que doblar la cerviz ni aplaudir al que dirige: Fraile

“Soy político de vocación y seguiré haciendo política, pero donde no tenga que doblar la cerviz ni aplaudir al que dirige. Voy hacer política de servicio en beneficio a los más pobres, a los que tienen una discapacidad. Hay que hacer política de otra manera”, fueron las palabras del ex senador Francisco Fraile García al dejar el cargo como delegado del IMSS en Puebla.

El acto protocolario se llevó a cabo el pasado viernes en el área de biblioteca del instituto, donde se presentó a Juan Carlos Gali Montiel, primo del alcalde electo de Puebla, Antonio Gali Fayad, como encargado de despacho de la delegación hasta el nombramiento de su nuevo titular.

En la presentación del nuevo delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social se destacó la capacidad financiera y la experiencia de Juan Carlos Gali Montiel, así como su trabajo en el IMSS, en el que ha estado desde hace más de una década.


El relevo de cargos fue presenciado por David Palacio Hernández, titular de la Unidad de Evaluación de Delegaciones del IMSS.

En su intervención, el funcionario federal consideró que era el momento preciso para hacer el cambio en la delegación de Puebla, y fue muy claro al señalar que le pidieron a Gali Montiel que “tome las riendas de forma temporal” de la dependencia para dar continuidad al proyecto.

Al término de la presentación oficial del encargado de despacho, Fraile García indicó que buscará pensionarse dentro del próximo año y cinco meses, como por ley le corresponde; asimismo, adelantó que se dedicará a trabajar en el ámbito privado, sin dar pormenores del tema.

Sobre su paso por el IMSS en Puebla, Francisco Fraile destacó que la dependencia se manejó con transparencia en el manejo de los recursos, enfrentando las necesidades de la dependencia.

Sin embargo, estimó que la delegación requiere de mayores recursos para afrontar distintas necesidades y servicios, como el pago de nómina y el abasto de medicamentos.

“El IMSS fue un círculo extraordinario donde aprendí que hay dolor y que se puede remediar, por eso mi preocupación fue siempre por los más débiles”, expuso.

De la misma forma, aseveró que mantuvo a la delegación alejada de la política partidista, pese a su militancia en el Partido Acción Nacional (PAN).

También manifestó que durante su desempeñó como delegado no ocupó los recursos públicos para su beneficio o para afanes políticos.

Al último, Fraile aseguró que la llegada de Gali Montiel obedeció a su trabajo al frente de la institución y a su desempeño por en el IMSS desde el año de 1999, hace más de una década.

Destacó que en su gestión la delegación del IMSS Puebla se ubicó en el primer lugar a nivel nacional, en la atención y el servicio a los derechohabientes, cifra que alcanzó unos 2 millones de personas rebasando la demanda la capacidad de la institución.

Fraile García recibió muestras de cariño y aplausos por parte de algunos trabajadores del Seguro Social, quienes aseguraron que fue bueno el paso del político por la dependencia federal.