Son 167 los presos poblanos que están siendo atendidos por coronavirus, resaltó titular de SG

El Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (CIEPA) habilitado como penal para atención de reos del sistema penitenciario poblano con coronavirus, mantiene la atención médica para 167 personas privadas de la libertad, resaltó el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez.

En la videoconferencia de prensa sobre el panorama epidemiológico de la enfermedad que preside el gobernador Miguel Barbosa Huerta, el funcionario mencionó que tres internos más desafortunadamente fallecieron.

Respecto al seguimiento de poblanos en el extranjero, Méndez Márquez lamentó también la muerte de dos conciudadanos más en Estados Unidos, con los que el número total de decesos en el vecino país incrementó a 334.


Desde el 26 de mayo, cuando se dieron a conocer lo primeros 9 casos de contagio de coronavirus en un penal poblano, hasta el jueves anterior, cuando se consideraban oficialmente 192 enfermos de la pandemia, las tasas de propagación en las cárceles de Puebla han fluctuado entre 900 y 23 por ciento cada semana.

Una revisión hecha por La Jornada de Oriente sobre los datos que ha dado a conocer la Secretaría de Gobernación indican que el momento más crítico de contagio sucedió entre el 26 de mayo, cuando se conocieron los 9 casos del penal de Huejotzingo, y el 1 de junio, fecha en que se reconocieron 81 pacientes por Covid–19 en todo el sistema penitenciario, un incremento de 900 por ciento.

Para la semana comprendida entre el 1 y el 9 de junio, la tasa de propagación decreció severamente, pues en la primera fecha había 81 contagiados y para la segunda se reportaron 99, lo que significa un promedio de 23 por ciento más.

No obstante, fue en esa semana cuando se dio a conocer las dos primeras muertes de reos en cárceles de Puebla por la enfermedad que azota al mundo.

Entre el 9 y el 11 de junio no hubo reportes de más contagios entre los internos del sistema penitenciario poblano, pero el número de decesos se elevó de dos a cuatro, lo que implica una tasa de 100 por ciento.

El 11 de junio había 99 presos con Covid–19, pero para el día 19 del mismo mes eran 156 los enfermos, lo que significa un aumento aproximado de 57 por ciento.

Asimismo, de los cuatro fallecidos que había el 11 de junio se pasó a 13 muertos el 19 de junio, un aumento superior a 200 por ciento.

Finalmente, entre el 19 y el 25 de junio, 24 de junio, la tasa de contagio volvió a descender, pues fue de aproximadamente de 21 por ciento, ya que en la primera fecha eran 156 los casos y en la segunda 182.

En el mismo lapso la tasa de defunciones también descendió a 18 por ciento, pues pasó de 13 a 15 muertos por coronavirus.