Solo Eduardo Rivera camina hacia la próxima candidatura del PAN

A poco más de año y medio de la próxima elección local, en las filas del PAN crece el ánimo de que la única figura que puede aspirar a ser el siguiente candidato a la alcaldía de Puebla es el exedil Eduardo Rivera Pérez, por tener el capital político, económico y partidista para enfrentar a Morena en las urnas.

Hasta hace un par de meses había 5 panistas que estaban en la lista de aspirantes para contender por la postulación, ellos son: el diputado local Oswaldo Jiménez; el ex secretario general del ayuntamiento de la capital, Mario Riestra Piña; el ex senador Humberto Aguilar Coronado; el ex legislador y ex secretario de Salud, Jorge Aguilar Chedraui; y Eduardo Rivera Pérez, quien estaría buscando su tercera nominación al mismo cargo público.

Esa lista se ha venido decantando en las últimas semanas de la siguiente manera: lo bonos de Oswaldo Jiménez habían crecido porque fue el coordinador en la capital de la campaña de Enrique Cárdenas –quien compitió en 2018 por la gubernatura–, en donde el PAN registró una importante recuperación de sus índices de votación. Sin embargo, el apoyo principal de este panista viene del grupo del exmandatario José Antonio Gali Fayad, quien ha optado por alejarse de la escena política local luego de haber sido señalado de utilizar fondos públicos de manera indebida en el último congreso de Smart City.


A Humberto Aguilar Coronado, quien actualmente es parte del equipo político de Marko Cortés, el presidente nacional del PAN, no se le ha notado interés de buscar la candidatura de edil de la capital.

De Jorge Aguilar Chedraui, quien es la figura más importante del morenovallismo que está activa dentro del PAN, hasta ahora tampoco se ha percibido que exista un intento de posicionarlo en el ánimo de los panistas y del electorado poblano para buscar la postulación. Además, parece estar más atento a contestar los intentos que habría desde el gobierno estatal de involucrarlo en anomalías cometidas en el sexenio pasado.

Mario Riestra Piña salió muy fortalecido en la última renovación del Comité Municipal del PAN en la capital, pues fue uno de los artífices del triunfo de Jesús Saldívar, quien ocupará la presidencia de ese órgano partidista. El problema que enfrenta es no tener el respaldo económico y político que implica competir por la presidencia municipal de la ciudad de Puebla.

Frente a ese escenario, la figura que está creciendo es la de Eduardo Rivera, en mucho por el descarte de los otros aspirantes.

Rivera cuenta con el respaldo económico de empresarios que fueron beneficiados por su gobierno cuando ya fue edil de la Angelópolis y es el único que personaje que parece poder cohesionar a los dos bloques antagónicos del PAN: los morenovallistas y los yunquistas.

Y un tercer factor que juega a su favor, es el desastroso y decepcionante gobierno de la edil de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, que en 2018 derrotó a Eduardo Rivera en las urnas. Ahora hay condiciones para la revancha.