“Sinvergüenza” le dice Miguel Barbosa a Ignacio Salvador Hernández e instruye para que lo releven en la alcaldía ajalpense

Ajalpan. “Es un canijo sinvergüenza”, dijo el gobernador Miguel Barbosa Huerta, al referirse al presidente municipal, Ignacio Salvador Hernández, quien ayer apareció virtualmente para dar su informe de gobierno como presidente municipal de Ajalpan, por lo que adelantó que se harán las acciones necesarias para que sea relevado del cargo.

El mandatario poblano sostuvo que tanto Salvador Hernández como su hijo Ignacio Salvador Tirso, son prófugos de la justicia por los mismos delitos, lo cual indica que ambos son buscados por involucrarse con bandas criminales.

Según lo que manifestó el Ejecutivo del Estado, el presidente ajalpense y su hijo, quien es también su suplente, tienen órdenes de aprehensión en su contra y han estado actuando con gran cinismo al querer engañar a la gente usando foto montajes para disimular que trabajan desde el Palacio Municipal.


Barbosa Huerta giró instrucciones para que la Secretaría de Gobernación intervenga para que se lleve a cabo el proceso de relevo de Ignacio Salvador como presidente municipal, así como de su suplente, ya que ambos se encuentran en la misma situación legal y por esa razón ya no se puede permitir que continúen en el cargo.

La primera opción es que entre los integrantes del cabildo se pongan de acuerdo para elegir quién de ellos queda al frente de la Presidencia Municipal, pero si los regidores se niegan a esa posibilidad entonces hay la posibilidad de pedir la intervención del Congreso del Estado, adelantó el Ejecutivo.

De recurrir a la segunda opción, el tema lo tomaría la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, vía un proceso de revocación de mandato, mismo que podría ser solo en contra de Ignacio Salvador y su hijo o bien incluir a todo el Cabildo para nombrar en su lugar un Concejo Municipal.

El gobernador tomó esa decisión luego de que el alcalde prófugo apareció vía virtual en el acto del segundo informe de labores del ayuntamiento, esto con la aprobación de los integrantes del cabildo, quienes en ningún momento cuestionaron la ausencia del munícipe, no sólo en esa sesión sino en el trabajo cotidiano, desde abril.

Durante el informe Ignacio Salvador se conectó por internet para asegurar que se encuentra trabajando por todos los ajalpenses, presumió obra pública tanto en la cabecera municipal como en las juntas auxiliares e inspectorías y se dijo orgulloso de ser un hombre indígena y trabajador.

Cabe recordar que desde abril la Fiscalía General del Estado abrió una investigación contra el alcalde ajalpense, dentro de la cual ha ejecutado varios cateos entre ellos a sus negocios y viviendas y ha ejecutado, al menos, seis detenciones; entre los detenidos está una de sus hijas.