El sindicato de la UAP se opone a que el SAT grave emolumentos de los trabajadores universitarios

La dirigencia de la Asociación Sindical de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Puebla (Aspauap), rechazó cualquier intento por gravar las prestaciones que reciben los empleados de las instituciones de educación superior.

La organización gremial emitió ayer un comunicado dando contestación a las versiones periodísticas acerca de que “existe la pretensión de las autoridades estatales, a través de la Secretaría de Planeación y Finanzas, de influir para que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) grave las prestaciones que perciben los trabajadores universitarios y que actualmente están exentas de impuestos por disposición legal”.

“Esta nota periodística resulta poco afortunada, con probables intenciones de influir en el ánimo de los trabajadores universitarios, sobre todo en estos tiempos en los cuales el confinamiento está afectando la salud emocional de las personas, con motivo de la emergencia sanitaria provocada por el virus Covid-19, Sars-CoV2; donde nuestros trabajadores académicos atienden puntualmente las recomendaciones sanitarias y, al mismo tiempo, se disponen a atender el nuevo ciclo escolar en una modalidad novedosa. ¿O acaso alguien pretende afectar los intereses de nuestros estudiantes?”, cuestiona la Aspauap en el documento de marras.


Recuerda que “a los trabajadores universitarios, quincenalmente se nos retiene el Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente a los salarios y prestaciones devengadas. Y en cuanto a las prestaciones llamadas de seguridad social que la Aspauap tiene pactadas con la UAP y plasmadas en el Contrato Colectivo de Trabajo, se encuentran exentas del ISR en términos de lo que establece la ley de la materia”.

En consecuencia, el Comité Ejecutivo General y las Comisiones Estatutarias del sindicato “consideran que en tanto no exista modificación por parte del Legislativo Federal a la legislación fiscal vigente, no existe posibilidad de modificar los procesos impositivos, los cuales tampoco se han instaurado”.

“El Comité Ejecutivo General y las Comisiones Estatutarias de la Aspauap, hacen un llamado a la unidad de los universitarios y a repudiar las malas intenciones” y “rechazan enérgicamente cualquier tipo de intromisión en la vida universitaria, que por medio de rumores, como en este caso, pretendan poner en peligro la tranquilidad y estabilidad laboral de los trabajadores académicos universitarios, quienes sin duda alguna, han demostrado con su trabajo ser el pilar indiscutible del avance y desarrollo de la educación pública superior en el país”.