Simitrio denuncia nuevo caso de intimidación y hostigamiento por parte de personas desconocidas

Es Imagen

Un grupo más de 10 personas tomaron fotografías y persiguieron a Rubén Sarabia Sánchez, alias Simitrio, líder de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes, hechos que se registraron el pasado 14 de noviembre, según narró el activista. 

A través de un comunicado de prensa Sarabia Sánchez afirmó que se trata de un nuevo caso de intimidación y hostigamiento contra él, su hijo Xihuel Sarabia Reyna y los hijos menores de edad de este. 

El activista narró que el pasado 14 de noviembre salió de su domicilio acompañado de sus familiares rumbo al mercado Hidalgo, cuando se percató que afuera había aproximadamente 10 personas vestidas de civil que les tomaron fotografías, las cuales estaban acompañadas por otros hombres. 


Los hombres desconocidos presuntamente viajaban en una patrulla con rótulos de la Policía estatal con número de folio 1995 y además tenían armas de grueso calibre y estaban ubicados frente al domicilio y las esquinas del domicilio. 

Sarabia Sánchez sostuvo que los agentes de custodia de la Policía estatal que tiene asignados, debido a las amenazas de muerte de las que ha sido objeto, se acercaron a una de las personas que le tomaba fotografías pero estos no pudieron acreditarse. 

Agregó que él y sus familiares abordaron su vehículo para dirigirse al mercado Hidalgo acto después del cual fueron seguidos por los hombres desconocidos a bordo de un automóvil color vino, marca Nissan, tipo Sedán, así como en la supuesta patrulla, sin embargo, lograron perderlos en el trayecto. 

Simitrio alertó que esta ocasión se suma a las intimidaciones y presiones que la organización ha sufrido en los últimos meses.

Subrayó que los hechos irregulares fueron denunciados al secretario de Gobernación municipal, David Méndez Márquez, para que inicie la investigación correspondiente.

Sarabia Sánchez denunció recientemente una andanada de agresiones en contra de la 28 de Octubre, las cuales se han hecho más notables en el último semestre, por lo que sin temor a equivocarse, afirmó que se trata de un especie de preparativo para “una ofensiva mayor” con el objetivo de liquidar a la organización para quitarle esa su naturaleza de ser un “instrumento de lucha para instrumento del pueblo”.

Sostuvo en que en orden jerárquico el primer caso ocurrió durante los últimos días de septiembre cuando en el mercado de La Cuchilla, la Guardia Nacional y Comercio Exterior destruyeron los puestos y mercancías de compañeros suyos, además de que les dispararon gases lacrimógeno.

Expuso que con el ayuntamiento de Puebla se han registrado varios desencuentros, el primero de los cuales se dio a principios de septiembre cuando un comandante de las fuerzas especiales de la Policía municipal a bordo de una Rino disparó al suelo y las esquirlas les brincaron al cuerpo de integrantes de la UPVA.

Asimismo, hubo una agresión en pleno mitin del aniversario de la 28 de Octubre a un vehículo donde el propio Sarabia Sánchez daba un discurso.

Otro incidente que es considerado como una agresión por la UPVA se registró en el mercado Zapata durante un Congreso internacional, organizado por la 28 de Octubre, en la que agentes municipales tomaron fotografías a los asistentes.