Siglinge Langholz propone que gusanos de seda formen parte de una obra en construcción

Gusanos de seda vistos como colaboradores multimedia que participan en la construcción de una obra de arte de forma transversal y colectiva, ya que con sus casi imperceptibles desplazamientos formarán una pieza sonora a partir de sus movimientos, chasquidos y mordeduras.

Es ese el principio de la exposición Bombyx mori: microtejidos, de la artista y profesora de artes Siglinge Langholz, la cual toma su nombre del nombre científico que se da a los gusanos de seda, protagonistas de esta muestra montada en Capilla del Arte.

A partir de este viernes 14 de febrero y hasta el próximo 26 de abril, este espacio expositivo de la Universidad de las Américas Puebla mostrará esta propuesta en la que, arte y ciencia, encuentran su hilo en común en este insecto productor de uno de los materiales más apreciados: la seda.


Es, como definió la artista Siglinge Langholz durante una rueda de medios, un estudio muy particular sobre el proceso de la observación, el movimiento perpetuo y la metamorfosis de la vida. Añadió que el ciclo y los microtejidos que generan estos lepidópteros fueron el pretexto que la llevaron a asomarse al hábitat natural de esta especie, para generar diversas traducciones de lo científico a lo estético.

Indicó que, tras 10 años en el extranjero para cursar su maestría y doctorado, en octubre pasado la artista de origen poblano inició un recorrido por la actual ruta de producción de seda en México: Michoacán, San Luis Potosí, Hidalgo, Oaxaca y Puebla.

Así, una vez obtenidos los resultados de la indagación, contó la artista formada en la UDLAP en donde ahora se desempeña como académica, se propuso investigar sobre el edificio en el que se encuentra Capilla del Arte, para descubrir que se trataba de Fábricas de Francia, un antiguo comercio.

“En vez de hablar del textil e irme a la parte microscópica de cómo se origina el textil, me fue más accesible rescatar esta información que se ha perdido, y saber cómo estas dos vertientes del arte y la ciencia pueden lograr otro lenguaje”, expuso.

Dijo que, al lado de Jerónimo García Guzmán, científico del Departamento de Ciencias Químico Biológicas de dicha universidad, trabajó en la observación de las “arquitecturas móviles” producidas por los gusanos de seda, y la forma en que “participan en procesos de vida: de lo no visible a lo visible, de lo no auditivo a lo auditivo”.

Por tanto, expuso, en la exposición Bombyx mori: microtejidos estos pequeños insectos resultan “un activador de diálogos y procesos no solo en su arquitectura sino en la filosofía, el arte sonoro y los nuevos medios”.

Siglinge Langholz, quien señaló que trabajar con insectos y en particular con gusanos de seda ha sido una inquietud de varios años, concluyó que, en su obra, más allá del discurso del artesano, hay una interpretación hacia otras posibilidades.

Marie France Desdier Fuentes, directora de Espacios Culturales y Patrimonio Artístico de la UDLAP, destacó que con la apertura de Bombyx mori: microtejidos en el segundo piso de Capilla del Arte abre la temporada cultural 2020, que incluye Miércoles Musicales, Viernes de Cine y Teatro, y Domingos Fantásticos.

Asimismo que en los 10 años de trabajo del espacio cultural no se había alojado una exposición en la que dialogan la ciencia y el arte. “Es una de las exposiciones que incluso en Puebla van a marcar un antes y un después, porque hay pocos artistas que estén dedicados al tema del arte y la ciencia, que lo manejen con una manera tan precisa como lo hace Siglinde en esta exposición”.

Por otro lado, Desdier Fuentes informó que hasta el 19 de abril seguirá vigente la exposición Toledo Ve, en la que se reúnen piezas que el artista oaxaqueño Francisco Toledo realizó: objetos utilitarios, decorativos e intervenciones.

Para conocer a detalle la agenda cultural de Capilla del Arte se puede visitar el sitio www.udlap. mx/capilladelarte