Siguen sin atención 405 escuelas poblanas dañadas por el sismo de 2017, reconoció secretario de Infraestructura

Foto: Es Imagen /Daniel Casas

A casi dos años y medio del sismo del 19 de septiembre de 2017, 405 planteles educativos de Puebla en los que se reportaron daños no han recibido atención del gobierno del estado.

Así lo reconoció el secretario de Infraestructura, Juan Daniel Gámez Murillo, al comparecer ante la Comisión de Comunicaciones e Infraestructura del Congreso de Puebla, donde aseguró que la administración estatal en turno resolverá el retraso.

El funcionario recordó que en la declaratoria inicial de afectaciones se incluyeron 2 mil 155 planteles, de los cuales mil 76 recibieron atención entre 2017 y 2019, mientras 674 requerirán una segunda intervención.


Dijo que los 405 planteles educativos pendientes no representan una amenaza para los estudiantes ni el personal docente y administrativo, pues dijo que solo necesitan trabajos de mantenimiento.

Reconstruyen siete centros educativos

Juan Daniel Gámez dio a conocer al Congreso de Puebla que la secretaría a su cargo reconstruyó siete centros de enseñanza en los municipios de Huauchinango, Naupan y Xicotepec, ante las afectaciones que sufrieron planteles por las lluvias de 2016.

Asimismo, reportó la ampliación de espacios en 167 escuelas y colegios pertenecientes a 81 municipios, con lo que se benefició a 37 mil 299 estudiantes.

Para las universidades Politécnicas de Puebla, Metropolitana y la Tecnológica de Huejotzingo, informó que se destinaron recursos para la dotación de equipamiento especializado en favor de 4 mil 247 alumnos.

Gámez Murillo expuso a los diputados que se rehabilitó el Laboratorio de Control de Calidad de Materiales, en donde se realizan estudios, ensayos y pruebas a los componentes, para mejorar la calidad de la obra pública que ejecuta el gobierno estatal.

A la par, declaró concluida de la construcción del Distribuidor Vial Camino Real a Santa Clara y Anillo Periférico Ecológico, en el municipio de San Andrés Cholula, así como el Centro de Transferencia Modal (CETRAM) de la vía Atlixcáyotl.