Lunes, octubre 18, 2021

Si a tu ventana llega una paloma

Destacadas

Pobladores de Coyomeapan mantienen bloqueado el pueblo para impedir la entrada del alcalde Rodolfo García

Coyomeapan. En este municipio hay el riesgo de que se derrame sangre por el conflicto político que se vive...

Presenta Eduardo Rivera a María Consuelo Cruz Galindo como propuesta para encabezar la Secretaría de Seguridad y Protección Civil

María del Consuelo Cruz Galindo es la propuesta del edil electo Eduardo Rivera Pérez para ser la titular de...

Un menor de edad es abusado sexualmente a diario en Puebla, según cifras de la FGE

Un menor de edad es abusado sexualmente a diario en el estado de Puebla, según datos de la Fiscalía...

Hace algunas semanas traté el tema de los piratas y su relación con los orígenes del sistema socioeconómico dominante en la actualidad. Ahora, pretendo ofrecerles algunos ejemplos de piratería y falsas atribuciones, pero eso sí, con música de acompañamiento. Trataré de algunas piezas musicales que se creen mexicanas y de algunas canciones que presumiblemente fueron plagiadas por algunos compositores famosos, ya sea apropiándose para sí de melodías tradicionales o de canciones, con autor reconocido; todo lo cual ha originado agrias polémicas con tintes “nacionalistas” y en algunos casos dieron lugar a demandas jurídicas. En esta primera entrega escribiré sobre la bella canción “La Paloma”.

Me atrevo a decir que todo el mundo conoce esta canción y muchos la suponen mexicana, pero en realidad es una pieza cuyo género musical, la habanera, tiene su origen en Cuba en la primera mitad del siglo xix y esta habanera en particular es una obra del compositor español Sebastián de Iradier y Salaverri, nacido en Álava, País Vasco; la compuso alrededor de 1860, precisamente cuando se encontraba en Cuba que aún era colonia española. La Paloma se volvió popular cuando Iradier mismo la trajo a México en el ocaso del “Segundo Imperio” y pronto se convirtió en un tema que encantó a Carlota Amalia, por lo que se tocó y cantó en todos los saraos “imperiales”. La cantante mexicana Concha Méndez, protegida de la emperatriz, fue la intérprete de la época y probablemente origen del mito de que la pieza era mexicana. Los republicanos mexicanos usaron la melodía y cambiaron una de las estrofas de la canción para burlarse de la emperatriz de esta manera:

“Si a tu ventana llega un burro flaco;
trátalo con desprecio, que es un austriaco;
ni siquiera lo mires por tu ventana.
porque no quiere gringos la mexicana”.

Es probablemente la canción que más se ha interpretado y grabado en el mundo y prácticamente ha sido traducida a todos los idiomas. “La Paloma” se incluyó, como pieza mexicana, en la vieja película “Juárez”, de 1939, que trasmitieron por la televisión hace muchos años y recuerdo que en la escena en la que los emperadores recorrían en un carruaje la Ciudad de México, de pronto un zaguán se cerró mostrando el nombre de Juárez pintado en él y al mismo tiempo se escuchó una exclamación agringada “¡Viva Benito Guárez! a lo que Carlotita (encarnada por Bette Davis), toda sobrecogida, entornó sus ojitos, como de apipizca, completando un gesto de desencanto.

- Anuncio -

Además de que esta canción tiene más de 150 años de ser cantada, hay registradas 5000 versiones contemporáneas, correspondientes a diversos géneros musicales e interpretadas por una multitud de cantantes famosos como Luciano Pavarotti, Charlie Parker, Julio Iglesias, Nana Mouskouri, Plácido Domingo, María Callas, Dámaso Pérez Prado, Joan Báez, Elvis Presley, Mireille Mathieu, Marietta Alboni, Jorge Negrete, Alfonso Ortiz Tirado, Ala Borisovna Pugachova, Pedro Vargas, Paloma san Basilio, Dean Martin, Harry Belafonte y la cantante china Zhou Xuan, entre muchos otros. En un artículo del informativo alemán Deutsche Welle (DW) se lee que “en Tanzania es la canción que alegra los casamientos, en Rumania acompaña el lamento de los entierros y en Alemania ha sido desde hace muchos años la canción de las fiestas”. Hace poco se estrenó un documental, producido en Alemania, el cual trata exclusivamente sobre “La Paloma” con las diversas interpretaciones, producidas con muchos tipos de ritmo, y también se publicó un libro con cuatro cd.

Por cierto, que la habanera de la ópera Carmen, presumiblemente compuesta por Bizet, realmente fue una copia de una pieza de Iradier titulada “El arreglito” que se interpretó 12 años antes de la mencionada ópera y a la que Bizet le dio también un “arreglito” adicional. La Dra. Ana Mafé García, en un trabajo de análisis auditivo, consultó la partitura original de Carmen y encontró que, junto al título, hay un asterisco que remite a la anotación siguiente: “Imitée du´n chanson espagnole. Propieté de Editeurs du Menestrel”. Es decir, que supuestamente Bizet la consideraba del dominio popular, aunque Bizet e Iradier se conocían y es probable que hubiera habido otro “arreglito” económico (escuchar ambas versiones).

Otro dato curioso es que, apenas en 2018, en Florencia, se estrenó una nueva versión de Carmen en la que, para evitar transmitir un mensaje de violencia contra las mujeres, se han invertido los papeles y es la protagonista la que se “escabecha” a su maltratador, pero lo hace en defensa propia y de esta manera ¡triunfa la virtud! ¡Aleluya! Ya nos hemos dado cuenta de que, la autocensura, es el angelito que se encuentra a la derecha de nuestro oído, nos aconseja acerca de todo aquello que es políticamente correcto y es que las moralinas de algunos éticos censores han reemplazado a la Santa Inquisición y lo que sigue es hacer diferentes versiones de esta opera, a saber: “Carmen”, “Carmelo” y Carmele”.

Perdonen la larga digresión, pero volviendo a “La Paloma” les comparto que han corrido ríos de tinta para dar cuenta de multitud de anécdotas, aclaraciones, mitos e interpretaciones de esta canción. Entre las falsedades que registra la “Wikipedia” está la invención de que Maximiliano pidió le tocaran la pieza antes de su ejecución y en otros contenidos se menciona que en la novela “El crimen del padre Amaro” (1875) se transcribe parte de la letra y se identifica como “canción mexicana”; Elvis Presley la interpretó con el nombre de “No more”; la melodía de esta canción suena todos los días, a las 12:00 hrs., en el carillón del Ayuntamiento de la ciudad de Vitoria ya que Iradier murió allí en 1865 y en el cuento del escritor José Emilio Pacheco “Cuando salí de La Habana” se menciona esa canción en varias ocasiones.

Bueno, eso es todo por hoy, pero antes quiero pedirles encarecidamente que “Si a su ventana llega una paloma, por favor trátenla con cariño…que puede ser mi persona”, aunque yo no creo ni tantito en la reencarnación.

1 Gringo, usado desde mediados del siglo XVIII, es una denominación genérica aplicada
tanto a los extranjeros como a las lenguas “ininteligibles” que hablan algunos. Se ha
sugerido, entre otras muchas propuestas, que su etimología procede de la palabra
“griego”, como lengua extraña. Actualmente, los mexicanos, particularmente,
aplicamos la palabra a los estadunidenses. Pa´quien le interese: http://somehil.org/wp-
content/uploads/2019/08/acerca_del_origen_dela_palabra_gringo.pdf
- Anuncio -

Ultimas

Camioneta choca contra ambulancia y paciente que era traslado a Puebla fallece

Un choque entre una camioneta que era conducida con exceso de velocidad y una ambulancia, sobre la súper carretera...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -