Señalan a Gerardo Islas de no pagar salarios a trabajadores de su empresa en Tehuacán

Tehuacán. Gerardo Islas Maldonado, diputado local y presidente nacional del partido Fuerza Social por México (FSM), podría ser requerido por la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje (JECyA) por una queja laboral iniciada por cuatro trabajadores de una estación de servicio de etanol.

De acuerdo con datos que dieron los quejosos, la empresa Bioetanol Stark S de RL de CV es propiedad Del Gerardo Islas y Fabiola Maldonado. La estación de servicio de combustible se ubica en esta ciudad, sobre el Libramiento UPAEP – San Marcos.

Según explicaron, desde hace dos meses la empresa no les cumple con el pago de sus respectivos salarios, situación que al inicio consideraron solo como un atraso, por lo cual los cuatro trabajadores continuaron desempeñando sus labores, confiando en que pronto recibirían su salario.


Conforme pasaron los días decidieron preguntar a la gerente, quien solo les pidió esperar más tiempo y no dejar de laborar, a decir de los afectados les aseguró que en cuanto los dueños pudieran les entregarían su dinero completo, pero ya pasó mucho tiempo sin que vean intención del pago.

Llevan entre 9 meses y tres años trabajando en la empresa de combustible que sigue teniendo buenas ventas, por lo que no entienden la causa del atraso en sus pagos, mientras para ellos la situación económica se complica porque deben pagar pasajes a diario para trasladarse, así como otros gastos como la alimentación, lo cual ya les resulta insostenible, destacaron.

El problema se agravó para ellos al enterarse de que recientemente los empresarios decidieron darlos de baja ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con lo que les quitan el servicio médico tanto de ellos como de sus familiares.

Tal medida es para los trabajadores la señal de que no hay voluntad de cumplirles con el pago de sus salarios y temen que tampoco les quieran liquidar conforme marca la ley, por lo  cual decidieron iniciar  el proceso ante la JECyA.

Los afectados destacaron que en varias ocasiones pidieron hablar con los dueños, pero nunca se les concedió esa oportunidad, ahora solamente piden que se les cumpla con lo que legalmente les corresponde por el tiempo que laboraron en esa empresa, así como el pago de los salarios que les adeudan y demás derechos laborales como el aguinaldo.