A partir de hoy, Puebla regresa a la alerta naranja; la Ssa federal pide se disminuya la movilidad en el estado

A partir de este lunes 7 de diciembre, el estado de Puebla retrocederá del nivel de alerta amarilla a naranja en el semáforo epidemiológico por Covid-19 debido al aumento de muertes y contagios,  informó el director General de Promoción a la Salud de la Ssa federal, Ricardo Cortés Alcalá.

Así lo dio a conocer este domingo durante la conferencia vespertina de salud, donde informó que dos estados se encuentran en alerta roja, como es Zacatecas y Baja California, mientras que Veracruz pasó de amarillo a verde.

Con ello, son tres entidades federativas del país que están en alerta verde, después de Campeche y Chiapas.


La noche de este domingo, el director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades  (Cenaprece) de la Secretaría de Salud, Ruy López Ridaura, dio el reporte actualizado de la curva de casos estimados por estados, donde destacó que Puebla regresó a la alerta color naranja por el aumento en contagios del 3 por ciento.

“Puebla después de un manejo muy bueno, con descenso continuo hasta la semana 38, lleva cuatro semanas con ascensos no rápido pero sí importante”, informó.

Dijo que esta situación obliga a las autoridades “a ser más fuertes en las acciones que permitan disminuir la movilidad y transmisión”.

Desde hace unas 10 semanas, la entidad poblana se mantenía en nivel amarillo de alerta de contagios; sin embargo, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta ordenó que en el ámbito local se retrocedería a naranja por el repunte de casos.

Tan sólo el miércoles se reportaron en el día 18 decesos y 209 contagios.

Durante la actualización del semáforo, la autoridad federal enfatizó que debido al periodo invernal ahora son 24 entidades las que se ubican en color naranja, entre ellas Puebla, mientras que 10 representan “el mayor riesgo de pasar a rojo”.

Se trata de Sonora, Coahuila, Hidalgo, Ciudad de México, Nuevo León, Durango, Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro y el estado de México.

El funcionario de la Secretaría de Salud señaló que Puebla abandonó la condición de alerta amarilla, por lo tanto advirtió que su población tendrá que endurecer las medidas sanitarias para prevenir los contagios.

Llamó la atención que los estados colindantes como Veracruz, Tlaxcala o Oaxaca tienen situaciones completamente diferentes a las del estado poblano, pues el primero logró avanzar a color verde como Chiapas y Campeche, y los otros dos se mantuvieron en amarillo, al igual que Colima.

Por otro lado, López Ridaura informó que la vacuna de Pfizer que llegará este mismo mes a México requiere de ultracongelación no menor a 75 grados centígrados y, para ello, precisó que hay cámaras portátiles con Nitrógeno líquido que ha dado la empresa para el traslado de las mismas.

Recordó que este martes se dará a conocer el plan de vacunación de las primeras 250 mil doses que se aplicarán en el país, en qué lugares y quienes serán los beneficiarios.

El investigador explicó que el sector salud y la población con comorbilidades serán los prioritarios a la hora de aplicar la vacuna.

Al final, negó que haya “mercado negro” en la comercialización de la vacuna, debido a que será gratuita para toda la población en México, aunque agregó que habrá diferentes elementos para controlar el antiviral.

Alertó que habría lotes falsos, por lo que recomendó y llamó a la población a tener claridad e informarse a través de las autoridades de cómo se aplicarán las vacunas por parte del Estado.

“No hay que fomentar el mercado negro, porque no habrá seguridad sobre la salud, es contraproducente. Estamos con muchas preguntas, no hay un plan fijo sellado en piedra, es difícil transmitir la información porque estamos trabajando en la parte logística y operativa de la vacuna, así como en su eficacia”, comentó.