Lunes, julio 22, 2024

Se verán en la Cinemateca Luis Buñuel las resistencias de los pueblos americanos

Destacamos

Reflexionar y visibilizar las realidades y resistencias de los pueblos americanos a través del material audiovisual ha sido la labor de la Muestra Cine+Video Indígena que organiza desde hace 17 años el gobierno de Chile. Ejemplos fílmicos de este importante proyecto de exhibición llegarán a la Cinemateca Luis Buñuel.

El ciclo llega a Puebla luego de su realización, del 21 al 26 de agosto pasados, en el Museo Chileno de Arte Precolombino, en donde se realizaron estrenos, funciones presenciales, conversatorios y actividades de mediación, además de que se tuvo la presencia de directores invitados y actos en línea que en conjunto conmemoraron la “resistencia indígena”.

Los 86 audiovisuales de esta edición 17 giraron en torno a la identidad, el conocimiento ancestral, los procesos de resguardo, los derechos humanos, la protección y defensa de los territorios y lenguas indígenas, entre otros temas.

Desde el 27 agosto y hasta el 30 octubre la muestra que cuenta con el apoyo del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, y el patrocinio de la Unesco y la Red de Festivales y Muestras de Cine de Chile y los Pueblos Originarios, tendrá una itinerancia presencial en 30 espacios de Chile, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador y México.

Aquí en Puebla, en la Cinemateca Luis Buñuel que se ubica al interior de Casa de Cultura, se proyectará una selección de filmes los días 19 y 26 de septiembre a las 18 horas y el 20, 21 y 27 del mismo mes a las 17 y 19 horas.

En la sede local se exhibirán 23 filmes: Ko ñi ül – Canto del agua, un corto de tres minutos del realizador chileno Joel Maripil; La voz del huito, filme peruano de Rita Sánchez, Joaquina Izaguirre y Mara Corrales; Ñi Pu Tremen, de compañía Kimvn Teatro, una historia sobre mujeres mapuches; Kura Rupal kvra-Piedra tras piedra, filme que retrata una canción bajo el ojo de Daniela Millaleo y Mario Escobar; y Mañana, pasado, sobre la pastora aymara Guillermina y la soledad que produce la devastación minera, un filme de Alejandra Andino.

Se proyectarán también Sarayaku: Utopías, del director Henry Poulain que retrata las luchas en la selva amazonia ecuatoriana; Ngoymakelaiñ No Olvidamos, dos canciones reinterpretadas desde la raíz musical mapuche, el rap y el folclore del campo chileno; Cuidado, caminantes del color de la tierra, una historia de Julio César Gonzáles sobre los levantamientos indígenas del 2019 y 2022 en Ecuador; y Toshkua, filme franco hondureño de Ludovic Bonleux, con las historias de Mary y Francisco quienes, desde su propia lucha personal, buscan no desaparecer.

Al ciclo se suman los filmes Se ha despertado el ave de mi corazón-Ketrafe Vñvm, una canción de Ketrafe-Vuñvm captada por Mario Escobar; Yaldad, 200 años de resistencia, en torno a la historia de la comunidad Huilliche de Yaldad; Kawil Ch´oolej, la resistencia ´eqchi, que retrata la resistencia pacífica en un poblado de Izabal, Guatemala, para exigir la suspensión de las operaciones mineras; y Witrapaiñ-Estamos de pie, dedicado a las comunidades mapuche en resistencia que siguen manteniendo la cultura y lengua viva.

De paso, se proyectarán Chindaura, que recoge el brillo de un grupo de mujeres artesanas colombianas pertenecientes a un pueblo Embera que trabajan por mantener sus formas de vestir; Frontera, que gira en torno a Juan Carlos, un lonko que ha luchado en la defensa de la autonomía mapuche; Shuklla que retrata a Inmortal Kultura, un dúo de música rap kichwa y español que utiliza samples de canciones andinas; y El canto del maguaré, que recupera los saberes de ancianos del pueblo indígena Bora, quien advierte sobre la crisis climática.

Asimismo, se incluirán Opy’i Regua, filme que sigue la construcción del Opy, casa de culto de tradición del pueblo Mbyá-Guaraní; Pu nÞawe nÞi vl, canto a nuestras hijas, que habla del sentimiento de ser padre, del sentimiento de tener una hija, una ñawe, de aconsejarla para que nunca se olvide de quien es como mapuche; y Té por la memoria, que es la continuación de un proyecto que trata de sanar espacios, corazones y memorias de mujeres peruanas.

El ciclo se complementa con Flores de tierra quemada, Estrategias del terror en Guatemala y España, una producción sobre la labor del antropólogo Erwin Melgar para exhumar los restos de una masacre en Ixcán, Quiché; Sola, que retrata el rechazo que sufre Luisa, una artesana andina; y Cocanis, camino al carnaval, sobre un puñado de inmigrantes bolivianos que no olvidan su cultura originaria.

Las funciones en la Cinemateca Luis Buñuel -5 Oriente número 5, Centro Histórico- tendrán entrada gratuita.

Ultimas

Villavicencio: la iconografía de mal del arte novohispano no fue estática, sino cambiante

Figuras antropomorfas con cuernos y patas de macho cabrío, serpientes y bestias de siete cabezas son algunas de las...
- Anuncios -
- Anuncios -