Se quejan comerciantes del mercado La Purísima por alza delictiva en esa zona

Tehuacán. Los comerciantes del mercado La Purísima han tenido que recurrir a la contratación de seguridad privada para que lleven a cabo la vigilancia del zoco, debido a que la delincuencia sigue muy presente en esa zona, señaló Isaías Cuauhtémoc, represente de locatarios.

Se ha pedido a las autoridades municipales que atiendan ese problema, pero a la fecha no hay una respuesta positiva, lamentó el líder de comerciantes, quien dijo que ante esa falta de sensibilidad optaron por buscar opciones de autocuidado.

Isaías Cuauhtémoc destacó que cuando el mercado se cerró, por la contingencia sanitaria del coronavirus, había cientos de policías cuidando la explanada, pero ahora que realmente se necesita la vigilancia, prácticamente han abandonado el mercado y sus alrededores, dejando a los vendedores y sus clientes a merced de la delincuencia.


Para los líderes, dijo, es un problema complejo ya que cada vez que se acercan a dialogar con las autoridades de Seguridad Pública, solo les reciben sus quejas y hacen ciertos compromisos de atender la situación, pero todo queda solo en buenas intenciones ya que nunca se aplican las acciones.

El problema, dijo, es que en el ayuntamiento se hacen cambios constantes en las direcciones, sobre todo la de Seguridad Pública, de modo que cada nuevo responsable llega con sus propias ideas y eso obliga a que se tenga que volver a presentar la solicitud, “pero todo se queda en el papel”.

Resaltó que uno de los principales deberes de la autoridad municipal es brindar a sus gobernados la seguridad pública, pero el ayuntamiento está fallando totalmente en esa materia a Tehuacán.

La semana pasada, dijo, tuvieron un dialogo con el área de Industria y Comercio, para pedirle que atiendan esa problemática, pero no saben si se tendrá una respuesta real a su solicitud.

Cabe resaltar que la directora de Fomento Comercial, Carolina Martínez Guzmán, fue despedida y en su lugar llegó Raymundo López, quien ya laboraba en la comuna, pero no dentro de esa área, por lo que los comerciantes no tienen conocimiento de cuál es su plan de trabajo.