Se están yendo dicen

Se están yendo dicen

ventana y barandal.

 


Las flores son memoria

en las yemas de la niebla.

 

Las manos de los pinos

despiden sin saber si es a la luna

o  es al más tímido de los soles

o si son eternidades que un día

amanecen, te sonríen y se van.

 

Sin ellos, sentimos un frío perro que muerde

y una solitaria ruta para navegar,

pero dejan huellas diminutas

los pájaros que emigran.´

¿Dónde, dónde están?

-Van bien, llevan buen paso-,

responden en lo alto

aunque no los veamos.

Da pena y miedo que se vayan

pero el viento nos consuela:

con nosotros están porque estuvieron.

 

(A quienes se van yendo para quedarse siempre)

Ricardo Antonio Landa, 17 de febrero de 2021

Blog: https://elrojodelalengua.wordpress.com