Se deslinda avícola Patsa de acciones para impedir la lluvia

No hay, por parte de las granjas avícolas, acciones que impidan la lluvia, ninguna tiene avionetas y menos con equipo para ese objetivo sostuvo Jorge García de la Cadena Romero, presidente de la Unión de Avicultores y representante de la empresa Patsa, a la cual pobladores de la Sierra Negra, la Mixteca, el Valle de Tehuacán y la Cañada Oaxaqueña, señalan de lanzar químicos con aero naves para evitar las precipitaciones pluviales.

La Unión de Avicultores se reunió con autoridades del Estado, así como de Oaxaca, así como con representantes de la Profepa y del Aeropuerto Nacional de Tehuacán, donde se abordó el tema de las mencionadas avionetas.

García de la Cadena, indicó que la empresa señalada se deslinda totalmente de la presencia de las avionetas y aclaró que de ninguna manera las lluvias afectan la producción avícola, sino todo lo contrario; son de gran beneficio.


Manifestó que duda totalmente que alguna empresa trate de impedir la lluvia, pues de ser así sería posible evitar las fuertes tormentas y las inundaciones que de ellas se derivan, por lo cual consideró que no hay tales estrategias.

Asimismo destacó que en caso de existir, esas aeronaves deberían contar con un equipo sofisticado, que debe ser muy costoso y según el reporte que en ese encuentro expuso el representante del aeropuerto de Tehuacán, no se tiene ninguna avioneta con esas características en su registro.

Lo que hizo saber es que Tehuacán y su región, por ser zona aérea con poco tráfico se ha convertido en espacio favorito para las escuelas de aviación para realizar sus prácticas de vuelo.

Son alrededor de tres instituciones de ese tipo las que enseñan a sus alumnos en cielo tehuacanense; en esas avionetas solo hay lugar para el piloto y el copiloto, que en estos casos son el maestro y el alumno, además de que se trata de aeronaves muy básicas que no pueden ser habilitadas con equipo, ni para fumigar, señaló.

Atizapán, Toluca, Morelos y Puebla son las sedes de esas escuelas de aviación que realizan en esta región prácticas de vuelo y ocupan, mencionó, el aeropuerto para despegue y aterrizaje.

Respecto a la movilización que se anunció para el próximo 21 de este mes, por parte de los pobladores que acusan a la empresa Patsa de impedir la lluvia, consideró que deben ser las autoridades del aeropuerto las que aclaren todas las dudas sobre las supuestas avionetas.