Se demostró que RMV actuó con ilegalidad y saña en mi contra, declaró Ramiro Arciga

El maestro Ramiro Arciga Martínez indicó que el Consejo Democrático Magisterial Poblano del que forma parte fue un apoyo fundamental para mantenerse en la lucha y ganar su reinstalación ■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. Ramiro Arciga Martínez, quien ayer fue reinstalado como director y profesor de grupo en la escuela primaria Braulio Rodríguez de San José Las Minas, correspondiente a Santiago Miahuatlán, expresó que su triunfo en los tribunales es una muestra de que el gobierno de Rafael Moreno Valle actuó ilegalmente y con saña contra todos los docentes que en su momento se opusieron a la prueba Enlace.

Es claro que se trató de un gobierno represor, expresó Ramiro Arciga al recordar que al ser despedido por esa administración estatal se le privó durante siete años de su salario, lo cual representó un daño grave porque no contaba con los recursos económicos para sostener a su familia, pero además se convirtió en un blanco de persecución e intimidación de la administración morenovallista.

Pese a ello, en el juicio que interpuso y que ganó recientemente en contra del gobierno no pidió ninguna indemnización por el daño moral, económico y hasta psicológico que esa acción le pudo provocar, pues dijo que para él es importante dejar en claro que solo pidió lo que le corresponde legalmente, pero de igual modo su mayor interés era demostrar que la administración en turno actuó al margen de la legalidad al cesarlo.


Reconoció en la lucha de siete años que duró el litigio para su reinstalación el apoyo incondicional de los abogados que llevaron el caso tanto de él como de los otros ocho docentes en sus mismas condiciones en Puebla, quienes también y fueron reinstalados en sus respectivas escuelas.

El Consejo Democrático Magisterial Poblano (CDMP) del que forma parte, indicó, fue un apoyo fundamental para mantenerse en la lucha, por lo que también expresó su gratitud para sus compañeros que se mantuvieron pendientes de cada paso en el proceso legal e impulsaron su lucha con movilizaciones para exigir la reinstalación.

Desde flores, libros y hasta galletas le llevaron los pobladores de Las Minas al recibirlo de regreso en la primaria donde un actuario del Tribunal de Arbitraje se hizo presente para llevar a cabo el acto legal de reinstalación, con lo cual queda al frente de la institución para dirigir los trabajos del próximo ciclo escolar.

Sus compañeros del Consejo Democrático Magisterial Poblano expresaron su satisfacción por el triunfo de Ramiro Arciga, al tiempo de señalar que la reinstalación de los nueve maestros que ganaron el proceso legal fue producto del trabajo de los profesores disidentes y no del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que desde antes del despido ya impulsaba una política de persecución en contra de ellos y fue el principal cómplice del morenovallismo contra los maestros que se oponían al sistema, por lo que exigieron a esa organización no tratar de adjudicarse un triunfo que de ningún modo le pertenece.