Sábado, julio 2, 2022
- Anuncio -

Se continúa gobernando para el sector financiero

Relacionadas

De enero a abril de este año, la exportación de vehículos de VW bajó 17.1%: Inegi

En el primer cuatrimestre de 2022 Volkswagen de México registró decremento de 17.1 puntos porcentuales en la exportación de...

MEDIDA LIMITADA CONTRA LA INFLACIÓN

Hay una tormenta en las bolsas mundiales, especialmente en la de Estados Unidos, donde los índices, sobre todo el...

Un aniversario para recordar

El amanecer del sábado 30 de abril nos recibió por el oriente, como siempre, en plena Angelópolis, con un...

Destacadas

Reprueba Barbosa feminicidio de la niña Brenda en Chichiquila

El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que lo ocurrido en Chichiquila “es un comportamiento reprochable, delincuencial, salvaje, de personas...

Con el PRD ya no se hace equipo, se carga un equipaje, critica el líder parlamentario del PAN

Las dudas que existen en el interior del PAN en torno a si se debe mantener la coalición con...

Regidor de Morena-PT, el cuarto sancionado por violencia política de género en Puebla

El regidor de San Martín Texmelucan José Galindo Yamak, que llegó al cargo con el respaldo de la coalición...

El presidente López Obrador al decir que en su período de gobierno, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se ha incrementado en 27.7 por ciento y que el tipo de cambio ha estado estable, repite el mismo discurso que Vicente Fox decía cuando era gobierno, que el país iba bien, debido a que a la BMV le iba bien y porque se tenía un peso fuerte, que no se devaluaba. Ello evidencia que se sigue gobernando para el sector financiero, que es el que se beneficia de ello y no se gobierna para encarar los rezagos productivos, ni para ofrecer empleo a aquellos que lo buscan y no lo encuentran.

Los tomadores de decisiones optan por aumentar la tasa de interés y por la austeridad fiscal para frenar la actividad económica e incrementar el desempleo, para así reducir demanda, para bajar la inflación. Tales políticas generan un alto costo, debido a que deteriora el nivel de vida de los que quedan desempleados y están subempleados. Además, no lograrán el objetivo de reducir la inflación, debido a que tales políticas contraen la producción, lo que prolonga la recesión, aumenta la escasez de productos y las presiones sobre precios.

A Banxico y a Hacienda no les importa la fuerte caída de la economía (el PIB del tercer trimestre de 2021 es igual al del 4º. Trimestre de 2016) y que siga manifestándose la tendencia decreciente de la actividad económica en los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre de 2021. Las autoridades financieras siguen con la austeridad fiscal priorizando la reducción de la deuda, y las altas tasas de interés para favorecer al sector financiero, a costa de desatender el crecimiento productivo, la generación de empleo, la distribución del ingreso y el bienestar.

- Anuncio -

El país se rezaga frente a los demás. En la más reciente medición del rating mundial, del Banco Mundial y del FMI, México aparece en el lugar número 16, siendo que habíamos estado en el número 10 hace años, pero en vez de que el gobierno festeje crecimiento económico y empleo bien remunerado, señala como logros aquellos que favorecen al sector financiero.

Al privilegiar las autoridades monetarias y hacendarias, las altas tasas de interés y la austeridad fiscal, para favorecer la estabilidad del tipo de cambio y las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores, dejan de tener políticas económicas a favor del crecimiento y del empleo. Ello está llevando a la economía al estancamiento prolongado con inflación y a una mayor crisis.

El gobierno no cuenta con política industrial y agrícola tendiente a apuntalar a dichos sectores, para revertir la destrucción de capacidad productiva, el estancamiento, el desempleo y subempleo y la economía informal, que vienen de años atrás y que se profundiza. Tampoco hay política para el combate al cambio climático, ni para que los más pobres guarden cuarentena ante el ómicron.

La pandemia sigue y continuará frenando procesos productivos y la comercialización de bienes y servicios, lo que acentuará la escasez de productos y el contexto de recesión con inflación.

Las altas tasas de interés, la austeridad fiscal, el libre comercio y la apreciación del tipo de cambio que ha predominado por lustros, han actuado contra el sector productivo nacional, contra el mercado interno, y de ahí el bajo crecimiento económico y las presiones inflacionarias que enfrentamos.

El contexto de contracción económica, de presiones inflacionarias, de altas tasas de interés y austeridad fiscal, no genera condiciones de decisiones de inversión productiva. Al no crecer la inversión pública y privada para impulsar el desarrollo tecnológico y la capacidad productiva, proseguirá la escasez de productos y las presiones sobre precios e importaciones y el déficit de comercio exterior. Ello contraerá más la actividad económica y aumentará la incertidumbre sobre la economía, lo que propiciará salida de capitales y se terminarán las alzas en la Bolsa de Valores y la estabilidad del tipo de cambio y del sector bancario, debido a que aumentará la cartera vencida. Se evidenciará una vez más las contradicciones del sistema capitalista en que estamos. Las ganancias del sector financiero no son sostenibles si no hay desarrollo de las fuerzas productivas.

- Anuncio -

Ultimas

Puebla inicia el Apertura 2022 goleando

El Puebla abre de la mejor manera el Apertura 2022 al golear por 4-2 al equipo de Mazatlán en...
- Anuncio -
- Anuncio -