Domingo, abril 11, 2021

Recomendamos

Se abrirá un espacio en Puebla para conocer el origen y la técnica escultórica de la caña de maíz

-

-

- Anuncio -

Las esculturas de pasta de caña de maíz son un importante legado de los indígenas purépechas de la región del lago de Pátzcuaro, en Michoacán. En próximos días, en el Museo de arte religioso ex convento de Santa Mónica –18 Poniente 103, Centro Histórico– se realizará el Taller de escultura en caña de maíz para conocer esta técnica y fabricar una obra que será expuesta en el mismo recinto.

Impartido por Guadalupe Rodríguez Velázquez, el taller será sabatino y comenzará el 25 de mayo y se prolongará hasta el 22 de junio. Se realizará de 11 a 14 horas con una cuota de recuperación de 650 pesos, que incluye materiales. La pieza finalizada será parte del nacimiento tradicional que se exhibe en el museo a partir del 21 de diciembre.

- Anuncio -

En el módulo 1 del Taller de escultura en caña de maíz se elaborará el cuerpo; para ello se ahondará en el origen de la técnica “caña en maíz”, la imaginería, el uso de materiales naturales, la proporción y modelado del cuerpo, las técnicas de tallado, y el estucado.

Mientras que en el módulo 2, que será del 9 de noviembre al 14 de diciembre y para el cual es necesario asistir al primer módulo, se hará la elaboración del rostro y escultura de vestir. El temario será cabeza tipo máscara, proceso de incrustar ojos de cristal, policromía, encarnar y pulir, artículos, accesorios y postizos (pestaña y peluca) y elaboración de su vestimenta con tela y accesorios (coronas y joyería).

Destaca que en México y en algunas ciudades españolas existen ejemplos de imágenes de pasta de caña de maíz que fueron fabricadas entre los siglos XVI y XVII. Su conservación, según expertos, se debe a las cualidades imperecederas de sus materiales, como el estuco, barnices y hasta algunos venenos que fueron extraídos de plantas, que servían para protegerlas que parásitos como las polillas.

- Anuncio -

Cronistas de los siglos XVI y XVII dieron testimonio de la rareza del material y la técnica: “Cogen la caña y le sacan el corazón y moliéndolo se hace una pasta con engrudo que ellos llaman tatzingueni, tan excelente hacen con ella primorosas hechuras de cristos de Michoacán”, como escribió La Rea.

Se sabe que el tatizingueniera era extraído de una especie de orquídea cosechada en el lago de Pártzcuaro durante los meses de mayo y junio, según el calendario purépecha.

Sobre el armazón, los artistas aplicaban la pasta hecha de caña de maíz y los bulbos del tatzingeni; misma que de inicio tenía una consistencia esponjosa y granulada, hasta que tomaba una plasticidad espesa y fina, parecida al barro. Para proteger y reforzar las partes frágiles colocaban tiras de algodón, y recubrían dicho armazón con papel amate, sobre el cual extendían más pasta.

Después de ese modelado, ya seca la pasta, aplicaban a manera de estuco una capa de pasta formada de arcilla fina, titlacalli, para perfeccionar la imagen. Una vez estucada, aplicaban colores tierra, para hacer el tinte de la piel y el cabello. Por último, la imagen se pulía con aceites secantes.

Se considera que la imaginería en pasta de caña representa una de las primeras fusiones artísticas entre España y el mundo mesoamericano, y por tanto una de las más tempranas manifestaciones estéticas del arte mestizo. Ello, porque material y técnica son aportaciones indígenas, mientras que la técnica del encarnado, el colorido, la gestualidad y la proporción del cuerpo, son europeas.

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

Con 300 impugnaciones, buscan que Morena repita selección de candidatos en Puebla

La designación de candidatos en Morena enfrenta más de 300 impugnaciones tan sólo en Puebla, dio a conocer el consejero estatal Edson Armando Cortés...
- Anuncio -