Miércoles, julio 17, 2024

Salvador Allende, a 50 años

Destacamos

El golpe Estado del 11 de septiembre de 1973, en contra del legítimo y demócrata presidente Salvador Allende, y de la Unidad Popular del pueblo chileno, fue un crimen orquestado por el Consenso de Washington y el traidor chacal Augusto Pinochet; mismo que dio inicio a una dictadura de 17 años que dejó más de 40 mil víctimas, entre ellos más de 3 mil 200 ejecutados y miles de desaparecidos. Un acto de barbarie que conmocionó al mundo. Hoy a 50 años Salvador Allende sigue en la memoria de los pueblos que luchan por la democracia y la libertad.

En ceremonia conmemorativa, Isabel Allende quien estuvo el día del fatídico golpe, especificó que

“la memoria es un primer paso para llegar a la verdad, pero necesitamos mucho más para llegar a la justicia y asegurar la no repetición de los hechos de ese día. Por eso, suscribo el lema de que la memoria es democracia y futuro.”

De acuerdo a la hija de Allende, su padre fue un “luchador social” y un “intérprete de los anhelos de justicia social”, al tiempo que resaltó algunas de sus políticas al frente del Gobierno de la Unidad Popular, como la lucha contra la desnutrición infantil y la profundización de la reforma agraria, entre muchas promotoras de un desarrollo compartido para todos.

Agregó diciendo, momentos finales de la vida del presidente Allende:

“Me tocó ser la última persona del entorno de mi padre en entrar al Palacio de La Moneda ese día. Teníamos un mandato que contar, lo que pasó entonces. Lo que significaba la Unidad Popular y también la barbarie que comenzaba a imponerse”, reconoció que no olvida “el último abrazo cálido” de su padre.

La Senadora Isabel Allende acusó a la derecha de tratar de “tergiversar los hechos y culpar a Allende y la Unidad Popular” del golpe, y agradeció a México y Cuba por dar asilo a su familia tras la muerte de su padre:

“El golpe de Estado fue un crimen y no hay contexto que legitime el despojo de la voluntad popular. Nunca más un golpe de Estado”.

Con profundo respeto y admiración me permito citar textualmente algunas de las últimas palabras del presidente Salvador Allende que dirigió al pueblo chileno antes de ser asesinado, y quedan como un legado a la humanidad:

“En estos momentos pasan los aviones. Es posible que nos acribillen. Pero que sepan que aquí estamos, por lo menos con nuestro ejemplo, que en este país hay hombres que saben cumplir con la obligación que tienen. Yo lo haré por mandato del pueblo y por mandato consciente de un presidente que tiene la dignidad del cargo entregado por su pueblo en elecciones libres y democráticas. Esta es una etapa que será superada. Este es un momento duro y difícil, es posible que nos aplasten. Pero el mañana será del pueblo, será de los trabajadores. La humanidad avanza para la conquista de una vida mejor. Pagaré con mi vida la defensa de los principios que son caros a esta Patria”. “Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.”

Hoy el camino señalado por Salvador Allende está siendo recorrido por muchos pueblos como lo muestran los actuales ciclos progresistas en América Latina. “A 50 años del golpe de Estado en Chile, el legado de Salvador Allende perdura como un símbolo mundial de democracia, dignidad y lealtad al pueblo” ¡Democracia siempre!

Ultimas

México y Estados Unidos tienen hasta el lunes para definir sanción a VW por despido de 10 trabajadores

El próximo lunes 22 de julio se cumplirán los 10 días de plazo que tienen los gobiernos de este...
- Anuncios -
- Anuncios -