Sábado, octubre 16, 2021

Sacan a Casique del CEN del PRI

Destacadas

Presenta Eduardo Rivera a María Consuelo Cruz Galindo como propuesta para encabezar la Secretaría de Seguridad y Protección Civil

María del Consuelo Cruz Galindo es la propuesta del edil electo Eduardo Rivera Pérez para ser la titular de...

Un menor de edad es abusado sexualmente a diario en Puebla, según cifras de la FGE

Un menor de edad es abusado sexualmente a diario en el estado de Puebla, según datos de la Fiscalía...

Concejos municipales quedan al frente de Tlahuapan, San José Miahuatlán y Teotlalco

De los 217 municipios de Puebla, en Tlahuapan, San José Miahuatlán y Teotlalco se instalarán este viernes concejos municipales...

Aunque se disfrace como una simple reestructuración de la cúpula priista, la salida de Javier Casique Zárate del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI obedece a una purga en contra de los responsables de la peor derrota en la historia del tricolor, la del pasado 6 de junio, en que esta fuerza política –como nunca– se fue con las manos vacías.

Casique Zárate ayer se despidió formalmente de la secretaría de Elecciones del PRI, cargo que ya es ocupado por el diputado federal Carlos Iriarte Mercado. Ese movimiento fue parte de los 15 cambios que se realizaron en el CEN priista.

Ahora Javier Cacique, que actualmente es diputado federal, fue enviado a Campeche como delegado del CEN del PRI, en lo que fue una auténtica degradación política. En ese estado el tricolor acaba de perder la gubernatura y no hay ningún trabajo político relevante a la espera.

- Anuncio -

No tiene punto de comparación que, de ser el encargado de la estrategia electoral del PRI en todo el país, ahora al legislador federal por Puebla lo manden a una plaza en donde no habrá comicios en el largo plazo y el tricolor se convirtió en la tercera fuerza política local.

De los 15 cambios que hubo en el CEN del PRI, se dice que hubo dos criterios para hacer los movimientos: por un lado, dar participación en la dirigencia nacional a una serie de actores de mucho peso político, como son los senadores Mario Zamora Gastelum y Manuel Añorve Baños.

Y por otro lado, eliminar a los responsable del desastre electoral de este año, que para muchos es el peor de la historia del PRI, pues de 15 gubernaturas en juego, no ganó una sola el Partido Revolucionario Institucional.

Nunca antes, el tricolor se había ido de un proceso electoral con las manos vacías, sin ningún triunfo relevante. Ni cuando se perdió la Presidencia de la República en los años 2000, 2006 y 2018.

Lo que pasó este 6 de junio, contrastaba con la derrota del tricolor que sufrió en 2016, cuando en aquella ocasión sólo pudo ganar 5 de 12 gubernatura en disputa y aún así, el entonces presidente del partido, Manlio Fabio Beltrones, renunció al cargo al asumir la responsabilidad del mal resultado.

Lo echó su padrino político

Lo interesante de la remoción de Javier Casique es que quien lo encumbró en le CEN del PRI, es ahora quien lo echa de la dirigencia nacional.

Para nadie es un secreto que el presidente de la Fundación Colosio y exgobernador de Oaxaca, José Murad Casab, es quien mueve los hilos de la dirigencia nacional del partido. Tiene más poder que Alejandro Moreno Cárdenas, el presidente del CEN y ex mandatario de Campeche.

Murad es quien impulsó a Javier Casique para que llegara a la Secretaría de Elecciones del PRI, pues el legislador federal es oriundo de Oaxaca –aunque hizo su carrera en Puebla, al lado del ex alcalde de la capital, Enrique Doger Guerrero— y por esa razón, sin nunca haber tenido un cargo político relevante, de un día para otro logró saltar a la cúpula nacional del tricolor.

Se dice que ahora ocurrió al revés, José Murad es quien le sugirió a Alejandro Moreno Cárdenas remover a Casique, por considerar que fue una figura central en la derrota reciente del tricolor.

A principios de mayo pasado, en el PRI había mucha confianza de que tenía amplias posibilidades de ganar en las siguientes tres plazas:

En Campeche, donde se postuló a Christian Castro Bello como candidato a gobernador. El político llegó con experiencia en el manejo de las estructuras de beneficiarios de programas sociales en ese estado y es sobrino de Alejandro Moreno Cárdenas.

En San Luis Potosí se sentía que el PRI tenía en las manos la gubernatura en la candidatura de Octavio Pedroza Gaitán, un hombre que venía con una carrera meteórica, pues en un corto periodo fue alcalde de la capital, diputado federal y senador de la República.

Y en Nuevo León, en donde el tricolor postuló a Adrián de la Garza Santos, el ex alcalde de Monterrey y exprocurador de Justicia.

En los tres casos, hubo graves errores de los candidatos que se llenaron de soberbia y sus campañas perdieron fuerza, consistencia y capacidad de penetrar en el electorado.

Nunca hubo el trabajo desde el CEN del PRI, o mejor dicho de la oficina de Javier Casique, para advertir de los errores y enderezar las campañas en esos tres estados. Por eso las derrotas fueron inevitables.

Simplemente quedó demostrado que Javier Casique nunca estuvo a la altura de las circunstancias del nivel de la competencia electoral.

- Anuncio -

Ultimas

A partir de este lunes, Puebla estará en semáforo verde: Ssa federal

A partir de este lunes 18 y hasta el 31 de octubre, el estado de Puebla estará en color...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -