La Ruta de las lenguas originarias llegó a Puebla para entregar 1731 libros traducidos

Es Imagen

La Ruta de las lenguas originarias llegó a Puebla. Luego de su paso por Querétaro, Hidalgo y Veracruz, en donde se otorgaron acervos a 42 bibliotecas públicas de aquellos estados, en Puebla se entregaron un total de mil 731 libros traducidos a 24 bibliotecas públicas de 18 municipios de la entidad. 

En un acto celebrado en la Biblioteca Palafoxiana, Marx Arriaga Navarro, director general de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura federal dijo que ha sido complicado encontrar material bibliográfico para su distribución en lenguas originales.  

No obstante, señaló que el trabajo realizado por el gobierno federal permitió conseguir alrededor de 500 colecciones de 200 títulos, para recintos de los 32 estados del país, entre ellos Puebla. 


A su vez, el secretario de Cultura de Puebla, Sergio de la Luz Vergara Berdejo, señaló que las lenguas heredadas por los ancestros se deben rescatar a lo largo de las 32 regiones del estado que se han recorrido para recuperar la historia y la cultura en cada una de ellas. 

El funcionario destacó que los ejemplares recibidos aumentarán el acervo de las bibliotecas de la entidad y enriquecerán la lectura de los ciudadanos, además de que se concreta una primera parte del trabajo coordinado con la Secretaría de Cultura federal. 

Las colecciones fueron recibidas por Sabino Martínez Juárez, hablante de popoloca originario de San Marcos Tlacoyalco, Tlacotepec de Benito Juárez; Nayeli García de Jesús del municipio de San Jerónimo Xayacatlán; Norma Ramírez Sánchez de Oriental, José Mateo Cruz Vázquez de Yehualtepec y Nely Pérez Osorio de Cuautlancingo. 

La Ruta de las lenguas originarias es una estrategia que tiene el objetivo de distribuir más de 37 mil libros publicados exclusivamente en lenguas indígenas en 400 bibliotecas pertenecientes a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

En México se hablan 68 lenguas indígenas, de las cuales 31 están en peligro de desaparecer, según datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, por lo que la Secretaría de Cultura tiene un compromiso porque no haya “ni una lengua menos, ni un hablante menos”. 

En esta esta línea de acción se enmarca la Ruta de las lenguas originarias, que, además de Querétaro, Hidalgo y Veracruz, ha visitado Guanajuato, el Estado de México, Durango, Sinaloa, Zacatecas y San Luis Potosí, entregando 136 colecciones bibliográficas en lenguas originarias. 

Marx Arriaga Navarro ha explicado que las colecciones tienen el propósito de apoyar la educación de las comunidades indígenas en su propia lengua, además de visibilizar las lenguas originarias de nuestro país entre los usuarios de las bibliotecas públicas. 

En anteriores entregas, ha expuesto que, al recorrer más de 200 bibliotecas públicas de todo el país durante 2019, se detectó una notable carencia en los acervos, en particular en los de lenguas indígenas, por lo que la DGB impulsó la adquisición de obras en idiomas originarios.  

Dicha acción, completó, es nada sencilla porque no hay muchas editoriales que publiquen en náhuatl, maya, mazahua, mixteco, huichol otomí o tepehuano, y cuando lo hacen, son tirajes muy pequeños, casi artesanales; adicional a este reto fue localizar obras de medicina, derecho, agronomía, matemáticas o de ciencias publicadas en alguna de las lenguas originarias de México. 

Así, una vez localizados los textos, se diseñó la Ruta de las lenguas originarias que inició con la entrega de 44 colecciones, el 5 de noviembre, para recintos bibliotecarios del Estado de México pertenecientes a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas; de manera posterior, el 9 y 10 de noviembre se entregaron 13 colecciones en Durango; y el 11 de noviembre en Sinaloa, en el municipio de Culiacán, se dieron 12 colecciones. 

En el marco de la conmemoración del Día Nacional del Libro, el 12 de noviembre, se visitó Zacatecas, donde se hizo la entrega de 15 colecciones para las bibliotecas públicas de esta entidad, así como nueve correspondientes a Aguascalientes y, de manera posterior, en San Luis Potosí, se entregaron 11.